Con este desafío viral se puede probar la capacidad visual de una persona

Con este desafío viral se puede probar la capacidad visual de una persona

En tiempos de cuarentena muchas personas han encontrado entretenimiento en los desafíos virales de las redes sociales, entre ellos uno que mide la capacidad visual. Con el reto se podría identificar problemas oculares en quienes lo realizan.

El reto consta de una imagen formada por muchos puntos negros sobre un fondo blanco, en el medio de la cual puede verse un número de cuatro dígitos. Así, la cifra que cada persona ve indicaría si tiene miopía o astigmatismo. A continuación la imagen que se viralizó en las redes:

De esta manera, si la persona ve el número 3246, padecería astigmatismo y miopía, y si distingue el 3240 tendría solo astigmatismo. En tanto, si la cifra que identifica es 1246, presentaría una leve miopía y si ve 1240 sus ojos estarían sanos.

Qué dice la ciencia
Pero, ¿qué tan cierto es que este desafío viral pueda identificar la capacidad visual de las personas? Alejandro Lutz, oftalmólogo del Centro de la Visión (CEV) de Clínica Las Condes, explica que el reto no es avalado por ningún estudio. Sin embargo, al analizarlo «tiene cierta orientación» respecto a cómo los profesionales diagnostican la miopía y el astigmatismo.

En este sentido, Lutz señala que uno de los exámenes que se realiza a los pacientes con miopía para detectar si tiene el lente adecuado o le falta fuerza, es que distingan entre el rojo y el verde. Así, si una persona ve más el rojo, es porque aún presenta el problema, que se caracteriza por enfocar bien de cerca pero no de lejos.

«El lado derecho de la imagen, donde hay que distinguir uno de los números, tiene un tono rojo. Por lo tanto, es posible que los miopes vean mejor esa zona que los que son emétropes, que son las personas que no requieren lentes. Y eso podría hacer diferenciar el último número«, sostiene el especialista.

Por otro lado, el oftalmólogo destaca que algunos de los puntos que forman las imágenes en todo el cuadro, en ciertos lugares están unidos tanto vertical como horizontalmente. Esto significa que para las personas que presentan astigmatismo, es decir, que ven borroso de cerca y de lejos, sería clave.

«Los astigmatismos en general tienen una alteración que lo que hace es que cueste distinguir las líneas verticales de las horizontales. De esta manera, el desafío podría estar hecho de tal forma que la gente pueda distinguir las líneas verticales más que las horizontales», indica el médico.

Alejandro Lutz señala que si bien el desafío no permite evaluar si una persona tiene una afección visual, sí posee algunos rasgos científicos. «Es decir, esto no fue hecho totalmente al azar», opina. Y respecto al resultado que cada uno obtenga, el especialista llama a no preocuparse.

«Si a una persona le sale que tiene miopía o astigmatismo, y no tiene ninguna molestia visual, no tiene sentido que consulte«, afirma. Agrega que el reto no pasa de ser «un buen ejercicio mental».

 

 

Deja un comentario