Estos 5 animales son inofensivos ¿Lo sabías?

Estos 5 animales son inofensivos ¿Lo sabías?

Estos animales poseen una mala reputación, ¿pero la deberían tener? En esta lista estaremos contando 5 animales inofensivos que causan terror en las personas.


Rata topo lampiña:


La belleza está en el ojo del espectador, pero para la mayoría de la gente, este animal no es muy digno de contemplar. La rata topo lampiña, que no es ni topo ni rata, es un roedor africano con poco pelo, dientes fuera de la boca y una piel suelta y envejecida.


Si bien pueden parecerse a Deadpool sin máscara, estas criaturas son más bien inofensivas, excavadoras sociales que pasan la mayor parte del tiempo bajo tierra, lo que hace que sea poco probable que incluso los humanos las vean, y mucho menos que las amenacen. Sin embargo, sus cuerpos son bastante útiles para la investigación científica, ya que son muy resistentes al cáncer y al dolor.

Aye-aye:


Un tipo de lémur nocturno oriundo de Madagascar con varias características inusuales que los nativos encuentran inquietantes. Además de sus grandes ojos, que utiliza para ver de noche, el aye-aye también tiene dientes grandes, parecidos a los de un roedor; por lo que no es algo que quieras ver en una noche oscura.

Sin embargo, su característica más distintiva es su dedo medio delgado y endurecido, que utiliza para revisar dentro de los árboles y localizar larvas. Los lugareños creen que el aye-aye, y especialmente su extraño dedo, son mal presagio, por lo que los matarán apenas crucen caminos; probablemente contribuyendo a su estado en peligro de extinción.


Tiburón peregrino:


Cuando la mayoría de la gente piensa en los tiburones, les viene a la mente los asesinos de dientes afilados que plagaron la franquicia de Tiburón. Con su enorme tamaño, boca ancha cavernosa y muchas filas de dientes, el tiburón peregrino puede parecer intimidante, pero se alimenta principalmente de plancton y no es tan agresivo, ni tan inteligente como otros tiburones. De hecho, los tiburones peregrinos corren más peligro de los humanos que nosotros con ellos, ya que su lenta velocidad y tamaño los convierten en un blanco fácil para los pescadores.


Tarantula:


Mucha gente teme a las arañas, y posiblemente la especie que provoca la reacción más inquietante es la tarántula. Su gran tamaño, cuerpos peludos y picaduras venenosas son todos factores que contribuyen a fortalecer su temida reputación. Si bien es innegable que pueden ser desconcertantes, las tarántulas nunca han matado a nadie con su mordida, a no ser por una reacción alérgica. Aunque ser mordido podría no causar graves consecuencias a una persona, definitivamente lastimaría; pero no son tan peligrosas como nos hizo creer la cultura pop. Algunas personas incluso las mantienen como mascotas.


Mantarraya:


Estos gentiles gigantes del mar pueden tener aletas grandes e intimidantes, pero al igual que los tiburones peregrinos, principalmente comen plancton y su tamaño es más una defensa evolutiva contra los depredadores que un indicador de peligro. Además de su tamaño y “cuernos”, muchas personas temen a las mantarrayas debido a su relación con las rayas de aguijón. Sin embargo, su miedo está fuera de lugar, ya que las mantarrayas no comparten el veneno de sus compañeras. En general, son incomprendidas y hermosas para ver en movimiento.

Deja un comentario