Holanda sacrificará miles de visones ante riesgo de contagio del coronavirus

Holanda sacrificará miles de visones ante riesgo de contagio del coronavirus

Las granjas, donde hay casos de COVID-19, podrían representar un riesgo “para la salud pública”, pues hace unas semanas científicos de ese país advirtieron sobre el posible primer salto conocido del coronavirus de animales a humanos en esos espacios.

El Gobierno holandés decidió este miércoles sacrificar “por razones de salud pública” a los miles de visones que se estaban criando en ocho granjas del país. ¿La razón? Como le dijo al diario El País Wim van der Poel, investigador jefe del área de Virus Emergentes y Zoonosis del Centro de Investigación Bioveterinaria de la Universidad de Wageningen, “en los visones se han observado mutaciones que parecen indicar la adaptación del virus a este nuevo huésped”.

La decisión fue tomada luego de que se detectara un posible caso en el que uno de estos animales pudo contagiar a un trabajador en un criadero neerlandés. Los animales serán gaseados, para no dañar su pelaje, en unas instalaciones disponibles en las propias empresas.

La decisión se adoptará en seis empresas diferentes, ubicadas en la provincia de Brabante Septentrional (sur), y se espera que los sacrificios empiecen inmediatamente después de que el Ejecutivo explique las condiciones este miércoles al Parlamento holandés. En total, Holanda cuenta con unas 140 granjas de visones que tienen cerca de 800.000 hembras fértiles.

El Ejecutivo sigue así la recomendación de los expertos, que advirtieron la semana pasada de que las granjas infectadas pueden representar un riesgo “para la salud pública” y podrían convertirse en “reservorios” del coronavirus en el futuro, aunque los casos presentados aún se encuentran en investigación.

hecho, todas las granjas de visones repartidas por el país están siendo investigadas por las autoridades sanitarias después de que en estas últimas semanas se confirmaran dos posibles casos de contagio de animales a humanos, los primeros conocidos en todo el mundo desde el estallido de la epidemia en China.

Ya se están aplicando medidas muy estrictas de seguridad en todas las granjas afectadas por los contagios, como la prohibición de las visitas o el transporte de visones y estiércol por el país.
Las autoridades holandesas detectaron el coronavirus en las granjas de visones a finales de abril, cuando los cuidadores observaron problemas respiratorios y gastrointestinales entre estos mustélidos.

La crianza de visones en granjas estará prohibida a partir de enero de 2024 después de una decisión del Tribunal Supremo, que cuestionó en 2013 la moralidad de cuidar de estos animales para después despojarlos de su pelaje, y ahora los criadores pueden pedir una compensación al Estado por los animales sacrificados si deciden cerrar su negocio.

Deja un comentario