Gemelos nacen con los mismos rasgos pero diferentes tonos de piel

 Gemelos nacen con los mismos rasgos pero diferentes tonos de piel

Judith Nwokocha, una fotógrafa nigeriana-canadiense, supo que estaba embarazada y acudió a su primer revisión médica y el doctor le dijo que se trataba de un bebé, ella aseguró que no era verdad, que sabía que eran dos y que serían gemelos.

A pesar de que su médico no le dio la razón, al mes siguiente el presentimiento de Judith se confirmó, pues en efecto se trataba de dos bebés, lo que indicaba que pronto sería madre de un par de gemelos.

A pesar de que fue un embarazo sano y bonito, durante el segundo trimestre le dijeron a Judith que muy probablemente los bebés tuvieran Síndrome de Down, cosa que la preocupó, pero jamás se desanimo.
Más tarde el médico le informó que Kachi no crecía como lo hacía su hermano Kamis, por lo que era probable que al nacer no sobreviviera, pero Judith jamás dejó que esa posibilidad se apoderará de ella, pues tenía la firme esperanza de que sus dos bebés iban a estar muy sanos y compartirían una vida juntos.

Cuando llegó el momento de dar a luz Kamis no tuvo problema alguno, lloró de manera inmediata y era un varón muy sano… Sin embargo, Kachi, la pequeña hija no había llorado y, aunque lograron reanimarla a los pocos minutos del nacimiento, Judith se llevó una gran sorpresa con su bebé, pues a pesar de que era idéntica en las facciones de Kamis, era albina, no podía creerlo… ¿Cómo podían parecerse tanto y al mismo tiempo ser tan diferentes?

A pesar de que ella amaba completamente a sus dos bebés, sabía perfectamente que el mundo es cruel, y que las personas no se toma el tiempo para elegir las palabras correctas cuando hablan, por lo que temía que al ir creciendo su hija tuviera que verse envuelta en preguntas ofensivas o que la incomodaran.

Pero todo eso pasó a segundo plano cuando se dio cuenta que sus bebés solo necesitaban su amor y enseñarles que, a pesar de que el mundo hablara, ellos eran iguales a pesar de que tuvieran diferencias físicas.

Deja un comentario