Wilson ramos podría cambiar de equipo en 2021

Wilson ramos podría cambiar de equipo en 2021

El receptor acaba contrato con los Mets el próximo año

Cortesía Lvbp.com

Wilson Ramos está en el último año del contrato por dos temporadas que firmó con los Mets de Nueva York en diciembre de 2018, que incluye una opción para 2021, y algunos analistas coinciden en que es probable que los metropolitanos decidan tomar una vía diferente al venezolano la próxima campaña.

Ramos, un receptor valorado por su bate y dos veces seleccionado al Juego de Estrellas, confrontó problemas defensivos en su primera zafra con los neoyorquinos y, aunque ha estado trabajando con su mascota en los entrenamientos de primavera, antes que fueran suspendidos por la pandemia de la Covid-19, y luego en su casa durante los días de cuarentena y aislamiento social, Mike Puma (NY Post) y Danny Abriano (SNY) coinciden en que los Mets preferirán pagar la cláusula de rescisión que incluye el pacto, por un millón 500 mil dólares, en lugar de ejercer la opción por $10 millones.

La gerencia de los Mets no pudo conseguir a J. T. Realmuto con los Marlins de Miami, a través de un cambio, y tampoco logró firmar al agente libre Yasmani Grandal. El primero terminó en Filadelfia y el segundo en Chicago, con los Medias Blancas, que eventualmente le dieron un contrato multianual. Entonces, decidieron asegurar a Ramos, que recibió un bono por su firma de $2 millones, en tanto que ganó $6,25 millones en 2019 y tenía estipulado percibir $9,25 millones de salario en 2020, en condiciones normales.

Ramos respondió con buenos números con el madero: una línea ofensiva de .288/.351/.416, 14 jonrones y 73, en 141 encuentros, luego de una temporada en la que actuó en 111 desafíos, tras perderse un mes por una lesión en la corva izquierda.

Del lado defensivo, Ramos apenas retiró a 17 de los 111 corredores que le salieron al robo, lo que resultó en 15% de éxito, muy por debajo del promedio de la liga (26%). Permitió 10 passed balls, lo que empató el tope de su carrera, incurrió en siete errores, la segunda cifra más alta en su trayectoria, y exhibió un -13 en carreras salvadas, que igualó su peor registro.

Aunque, quizás el mayor problema de Ramos fue estar en sintonía con Jacob deGrom y Noah Syndergaard, los dos abridores principales del club, que de acuerdo con reportes preferían un receptor diferente en sus salidas, en especial Syndergaard.

Ramos y Syndergaard trabajaron en los entrenamientos y el manager Luis Rojas destacó su armonía, pero la operación Tommy John a la que se sometió el derecho evitará que trabaje junto con el venezolano, mientras que la temporada todavía está en una suerte de limbo, al no ponerse de acuerdo el Sindicato de Jugadores y MLB para jugar en 2020.

Deja un comentario