Hallaron cadáver en una quebrada

Hallaron cadáver en una quebrada

|| Luis Chunga
|| Fotos Cortesía

Los resultados de la autopsia determinarán si se trata de una muerte accidental o de un homicidio

Después de una titánica e incansable búsqueda  durante  18 días, fue encontrado por sus  familiares el cuerpo sin vida de un ciudadano identificado como Alberto Díaz (38). El  cadáver estaba medio enterrado, gran parte del cuerpo en estado descompuesto, y fue hallado a eso de las 2:00 de la tarde del domingo pasado en la quebrada de Cañaote de Las Tejerías, entre los límites del municipio Santos Michelena (Aragua) con el estado Miranda.

Los familiares esperan tener los resultados de la autopsia  por parte de los médicos forenses de la morgue de Caña de Azúcar, quienes determinarán las causas verdaderas  que le provocaron la muerte. No han descartado ninguna hipótesis, y hasta presumen que de repente algunos delincuentes lo mataron para robarle sus pertenencias y posteriormente  lo medio enterraron en la quebrada.

"El médico forense a través de la autopsia determinará  la causa definitiva del fallecimiento, si se trató de un homicidio o de una muerte accidental, es decir cayó en la quebrada, se golpeó la cabeza y como en estos días aumentó el caudal en la quebrada, las aguas  arrastraron el cuerpo”, dijo Wilmer Díaz, hermano del fallecido.

Los familiares tampoco comentaron si la ropa de la víctima tenía manchas de sangre, es por eso que mientras no se determinen las verdaderas causas, las autoridades continuarán investigando el caso.

Desde la  Medicatura forense  de Caña de Azúcar, los familiares y amigos aseguraron que el hoy occiso trabajaba en la alcaldía del municipio Guaicaipuro, en Los Teques,  había sido declarado como desaparecido desde el pasado 12 de junio del presente año. “Mi hermano salió de su casa a las 6:00 am del mencionado día con dirección a su trabajo, pero  nunca más regresó a su hogar, cuando nos enteramos de la noticia casi que no le dimos importancia porque pensábamos que ese fin de semana la había pasado con sus compañeros de trabajo de la alcaldía, sin embargo pasaron los días y nuestra preocupación fue aumentando.

Comenzamos a preguntar a sus compañeros de trabajo, al círculo social que frecuentaba, entre ellos los vecinos y amigos de la comunidad, pero nadie sabía de su paradero” dijo Díaz.

Luego añadió “la angustia y preocupación fue empeorando y  nosotros mismos comenzamos a, rastrear ciertos lugares que frecuentaba, pero nadie lo había visto. Después nos acordamos  que por esta temporada de lluvia aumenta el caudal de agua en la quebrada  así que de inmediato salimos a buscarlo por esa zona”, afirmó.

Apoyados por algunos amigos y vecinos la búsqueda se intensificó hasta que por fin a eso de las 2:00 de la tarde del domingo pasado  logramos ubicarlo y su cuerpo estaba medio enterrado, así que lo sacamos y verificamos que  se trataba de mi hermano”, indicó Díaz.

Posteriormente se comunicaron  con las autoridades policiales y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Las Tejerías, quienes se encargaron del rescate y finalmente ordenaron el traslado hasta la morgue de Caña de Azúcar.

 

 

Cadáver fue reconocido por sus familiares en la morgue de Caña de Azúcar

Deja un comentario