Asesinado joven por salir en defensa de su novia

Asesinado joven por salir en defensa de su novia

Fuentes policiales aseguran que el presunto homicida conocido como “el Virolo”, es primo de la novia, pero nunca estuvo de acuerdo con esa relación sentimental

Luis Chunga

Por defender el amor que le profesaba a su novia, un joven de 18 años de edad, fue asesinado a tiros frente al monumento de Simón Bolívar, ubicado en la plaza de Santa Rita, municipio Francisco Linares Alcántara. El homicidio ocurrió en horas de la madrugada del sábado pasado.

El fallecido fue identificado como Eduardo Alexander Briceño Gómez, y según versiones extraoficiales se pudo conocer que la pareja de enamorados se encontraban divirtiéndose sanamente en una fiesta dentro de una vivienda ubicada en el sector El Charal, cerca de la comunidad de Fundacoropo. Nada hacía presagiar que la alegría, la buena música y la diversión entre los invitados iba a terminar horas después en tragedia.

A eso de la una de la madrugada, un sujeto conocido con el alias de “el Virolo”, comenzó a discutir e insultar a la muchacha pidiéndole que rompiera el noviazgo. Esta situación provocó que el Briceño saliera en defensa de su pareja, originándose empujones e insultos entre ellos. Al parecer el individuo era primo de la  muchacha, es por eso que se consideraba con derecho a reclamarle.

Gracias  a la intervención del resto de amigos, la situación fue calmándose poco a poco, sin embargo, todo hace suponer que “el Virolo” llevaba la rabia en su corazón  y no aceptó disculpas. Horas después la joven pareja se despidió de sus amigos, se retiraron de la fiesta y caminaron hacia su casa. Sin embargo, cuando llegaron a la plaza de Santa Rita, fueron interceptados por unos sujetos que se transportaban en una moto y el parrillero era “el  virolo”, quien se sentía ofendido. Nuevamente se armó la discusión y el sujeto sacó un arma de fuego, le efectúo varios disparos y luego se dieron a la fuga.

Gravemente herido, Eduardo Briceño cayó sobre el pavimento, frente al monumento y a  escasos metros de la iglesia católica, mientras su novia en medio del llanto y la desesperación gritaba y pedía auxilio. La oportuna intervención de algunos vecinos hizo posible que lo trasladaran hasta el ambulatorio, donde lamentablemente falleció a los pocos minutos de haber sido ingresado.

Deja un comentario