Los beneficios de tomar aceite de oliva con limón en ayuna

Los beneficios de tomar aceite de oliva con limón en ayuna

El aceite de oliva es una opción saludable que se puede utilizar en algunas preparaciones. Sin embargo, su uso va más allá de la cocina debido a sus propiedades nutricionales, por lo que te decimos los beneficios de consumir aceite de oliva con jugo de limón en ayunas.

El aceite de oliva se extrae del fruto del olivo: la aceituna. Su sabor, aroma y textura son las características ideales de un aceite que puede utilizarse como aderezo, para freír o, bien, se puede consumir por sus nutrientes como las vitaminas K y E, sus minerales como el calcio y el potasio en poca cantidad, así como por su alta concentración de antioxidantes y ácidos grasos monoinsaturados, explica el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

De acuerdo con un artículo del sitio The Olive Tap, al mezclar el aceite de oliva con jugo de limón e ingerirlo por las mañanas podría mejorar todos los beneficios del primer ingrediente, pues esta preparación tiene la capacidad de depurar el cuerpo y con ello mejorar la salud digestiva.

A continuación algunos de los beneficios y las razones por las que esta mezcla funciona:

Cura el estreñimiento

El sitio especializado The Olive Tap recomienda el consumo de aceite de oliva con jugo de limón para lubricar el aparato digestivo. Con esta acción se pueden activar las funciones de la vesícula biliar y los intestinos y es posible prevenir o bien tratar los síntomas del estreñimiento.

Depura el cuerpo

Beber aceite de oliva con limón en las mañanas es un hábito que podría ayudar a depurar el cuerpo. De acuerdo con el sitio Selo Olive, es la opción ideal para eliminar toxinas que el organismo ya no necesita, y es posible gracias a la vitamina C que contiene el limón, la cual ayuda a limpiar el hígado y reducir los niveles de colesterol. Además, los antioxidantes del aceite previenen el daño oxidativo de las células.

Puede aliviar el resfriado común

De acuerdo con información del sitio Live Strong, esta preparación podría ayudar a aliviar las molestias del resfriado común porque tanto el jugo de limón como el aceite de oliva contienen antioxidantes y compuestos antiinflamatorios que podrían eliminar la inflamación de la garganta. Asimismo, la vitamina C del limón mejora el sistema inmunológico.

Puede mejorar la inflamación

Una revisión realizada por investigadores de la Universidad de Catanzaro encontró que los compuestos fenólicos del aceite de oliva pueden tener efectos positivos en el tratamiento de la enfermedad del intestino irritable. Aunque también es posible encontrar esos compuestos en frutas y verduras, se anticipa que el aceite de oliva contiene mayor cantidad de antioxidantes para reducir la inflamación.

Un estudio respaldado por el Centro de Medicina de Italia halló que el consumo frecuente de aceite de oliva extravirgen mejora los síntomas de otras enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide, esclerosis múltiple y el lupus eritematoso sistémico. El mismo estudio le atribuye esos beneficios a los compuestos fenólicos y grasas monoinsaturadas de este aceite.

Propiedades antibacterianas

El sitio Healthline explica que el aceite de oliva contiene sustancias antimicrobianas que pueden matar bacterias que se alojan en el organismo, entre ellas algunas que propician el cáncer de estómago. Asimismo, el limón tiene este tipo de actividad antibacteriana. El jugo de este cítrico puede evitar la reproducción de bacterias en el cuerpo. Con ello, este dúo de ingredientes podría ayudar a eliminar bacterias que ocasionan daños a largo plazo.

Pérdida de peso

Aunque el aceite de oliva podría ser sinónimo de grasa, el blog Selo Olive sugiere combinar el consumo de esta bebida en ayunas junto con una dieta balanceada y ejercicio. La mezcla es capaz de eliminar parte de la grasa mala en el organismo, además de ayudar a una desintoxicación que puede requerir el cuerpo constantemente para desechar los residuos.

Tanto la vitamina C y los antioxidantes del limón como los compuestos fenólicos del aceite pueden reducir los niveles de colesterol malo y sustituirlos por grasas buenas que no están asociadas con el aumento de peso.

Preparación

Si quieres hacer esta mezcla para beberla en las mañanas, solo necesitas un vaso de agua tibia, luego vierte dos cucharaditas de aceite de oliva extravirgen y el jugo de medio limón, mezcla bien y disfruta. El sitio Selo Olive recomienda endulzar con una cucharadita de miel para mejorar el sabor de la bebida si así lo deseas. Y es muy importante dejar claro que no sustituye un desayuno y que en personas que tienen alguna enfermedad, es mejor consultar con el especialista.


El Nacional

Deja un comentario