¡Puedes tener un spa en casa!

¡Puedes tener un spa en casa!

No todos tienen tiempo para irse a un día de spa, por eso te damos las claves para redecorar tu baño y transformarlo en un sitio dedicado a la relajación e incluso al disfrute en pareja. Anímate con estos pequeños trucos y aparta un espacio de tu hogar para el culto a la mente y el cuerpo.

Colores e iluminación
Lo primero que debes hacer es pintar las paredes con colores que evoquen paz y equilibrio, como el lavanda o el verde claro. La iluminación también es parte fundamental a la hora de decorar este espacio; lo mejor es que adquieras lámparas que te permitan regular la intensidad de la luz que proporcionan, ya que la luz tenue favorece la relajación.

Por otra parte, en el lavabo es mejor que uses una iluminación brillante, ya que allí se ubica el espejo en el que te ves todas las mañanas y necesitas suficiente nitidez en la zona para realizar tu rutina, que incluye actividades como maquillarte, cepillarte los dientes, realizar tu limpieza facial, etc.

Espacio solitario
Es cierto que una tina sencilla puede proporcionarte un rato de calidad contigo misma, no obstante, si lo tuyo es el lujo y tu baño es espacioso puedes optar por instalar un jacuzzi e incluso un pantalla plana. Este último es recomendable solo si eres una mujer que no tiene mayor tiempo para dedicarse a ver sus programas favoritos, por eso nada de usarlo para ver noticias estresantes.

Si sientes que un televisor no es la mejor opción para ti, que podría entorpecer tu proceso de relajación, descarta por completo esta idea y considera ejercitar el hábito de la lectura durante estos minutos o simplemente procura que tu baño cuente con una ventana que te dé una bonita vista para que puedas estar a solas con tus pensamientos.

Objeto del deseo
Busca una mesa pequeña o un estante sencillo para colocar el reproductor de música. Naturalmente esta debe estar lejos de la bañera para que no haya ningún accidente con la electricidad. Si se trata de una cajonera, muchísimo mejor, pues estarás aprovechando el espacio y podrás guardar objetos como tu bata y tus pantuflas en dichos cajones.

Imprescindibles

Las plantas, además de ser decorativas, le darán una energía positiva a tu baño. El helecho, el bambú y las orquídeas deben ser tus primeras opciones.

Llénate de relax 
Llena tu bañera con agua tibia, agrega un baño de burbujas o aceites esenciales, enciende la música, apaga tu celular, sírvete una copa de vino y disponte a disfrutar de este espacio de relajación.

Además
Dobla las toallas en rollo y amárralas en el centro con un hilo de rafia, justo como hacen en el spa

Mantén todos tus productos ordenados, ya que el orden ayuda a la tranquilidad.

Imprescindibles

Velas. Para darle un aire romántico al ambiente. Puedes elegir las flotantes para que te acompañen en la bañera.

Incienso. Para crear un ambiente de relajación y tu baño debe contar con un aroma encantador.

Toallas. En tonos claros (preferiblemente blanco) y de todos los tamaños. 

Cestas. Para ubicar tus productos de belleza e higiene personal. Cremas, sales de baño, aceites esenciales y exfoliantes figurarán aquí.

Jabones y geles de baño. Sus aromas te relajarán y, a la vez, estarás cuidando tu piel.

Esponja. Porque toda princesa necesita una para mantener una piel lozana. Además, los masajes suaves te tranquilizarán.

Música suave. Así podrás crear un ambiente de ensoñación, ideal para un rato de relax o incluso para ponerte romántica con tu chico especial.

Deja un comentario