Expertos no recomiendan los anticonceptivos naturales

Expertos no recomiendan los anticonceptivos naturales

Los anticonceptivos ayudan a proteger a las personas de un embarazo y del contagio de enfermedades durante la actividad sexual y más en estos momentos de cuarentena por el virus COVID-19. Especialista en salud sexual recomendó no caer en “cuentos falsos” sobre anticonceptivos naturales porque no funcionan.

El medico sexólogo Ender Boscan indicó que el mejor método que se pueden utilizar para evitar quedar embarazada durante la cuarentena es el preservativo. “Los métodos naturales realmente no funcionan. Que si el medir el método del ritmo o del moco vaginal son métodos que son muy poco efectivos y el porcentaje de embarazos es muy alto, igual que el coitus interruptus, entonces no son métodos nada recomendable para evitar embarazo”.

Boscan dijo que actualmente los métodos para evitar un embarazo no deseado están bastante costosos. “Los métodos hormonales y anticonceptivos más usados son las pastillas y los inyectados. Ciertamente ahorita están sumamente caros”.

Métodos a largo plazo

El implante anticonceptivo hormonal ofrece a las mujeres tres o cinco años de protección contra un embarazo no planeado. Una vez insertado correctamente, no requiere ninguna acción diaria por parte de la usuaria y es muy confiable. “Nada que recordar, nada que olvidar”. Contiene una hormona de progestágeno denominada etonogestrel y no contiene estrógeno. Efectividad 99%

El implante previene el embarazo de diferentes formas. La más importante es al suspender la liberación de un óvulo del ovario. También cambia el moco del cuello del útero lo que le permite impedir que los espermatozoides ingresen al útero y cambia el recubrimiento del útero, de modo tal que no se anide ni se implante un óvulo.

El anillo anticonceptivo ofrece un mes de protección contra un embarazo no deseado, además el anillo libera las hormonas directamente a través de las paredes de la vagina sin pasar por el tracto gastrointestinal. Esto permite que la dosis de hormona suministrada por el anillo sea más baja que la proporcionada por la píldora y significa que los trastornos gastrointestinales no reducen la confiabilidad de este método anticonceptivo. Efectividad 99%

En la vagina, el anillo libera continuamente bajas dosis de las hormonas estrógeno y progestágeno, impidiendo así la ovulación. Además, también hace que el moco del cuello del útero sea más espeso, impidiendo así el paso de los espermatozoides al útero.

Métodos a corto plazo

El condón o preservativo es el método ideal, porque cumple una doble función: protege del embarazo no deseado y de las infecciones de transmisión sexual (VPH que causa cáncer de útero y de pene, Chlamydia que causa infertilidad y abortos, VIH y Hepatitis B y C que sólo se trasmiten sexualmente, entre otras). Efectividad 98%

Las inyecciones anticonceptivas mensuales contienen una dosis de una hormona de progestágeno y una hormona de estrógeno, así mismo, las inyecciones anticonceptivas trimestrales contienen una dosis bastante alta de una hormona de progestágeno, similar al progestágeno natural producido en los ovarios. Debido a que con estos métodos la hormona se inyecta en el cuerpo, cualquier efecto secundario puede continuar tanto como dure la inyección y en ocasiones más tiempo.
Efectividad 99%

Las inyecciones actúan principalmente inhibiendo la ovulación, aunque también espesan el moco del cuello uterino y adelgazan el recubrimiento del útero.

Recomendaciones

El especialista añadió que "si no se puede comprar la pastilla anticonceptiva, los métodos hormonales no se pueden utilizar, pues sencillamente es el uso del preservativo. Los métodos naturales no son nada confiables y generalmente producen muchos errores y muchos embarazo”.

Señaló que “pueden utilizarse también otros mecanismos, como el diafragma o cualquier otra circunstancia o estructura de barrera que pudiera ser efectivo. El anillo que se coloca dentro de la vagina, pero todo eso debería ser evaluado y debería ser indicado por el ginecólogo”.

 


Diario 2001.

Deja un comentario