Lluvias golpean con fuerza en Aragua

Lluvias golpean con fuerza en Aragua

|| Glenn Requena
|| Fotos Archivo

Los incendios forestales registrados este año podrían ser un factor determinante en los hechos naturales registrados entre agosto y septiembre

Con fuerza arrecia el invierno en municipios del estado Aragua. “Las lluvias llegaron tarde”, dicen los expertos en meteorología, ya que se esperaban para inicios de mayo y comenzaron días después. Pero, la demora parece haber sido un impulso para arrancar con intensidad.

Según el vicepresidente sectorial de Obras Públicas y Servicios, G/J Néstor Reverol, en el mes de agosto se registraron 446 litros por metros cuadrados de precipitaciones, solo en Aragua. Resaltó que el 19 de agosto el marcador llegó a 45 litros por metro cuadrado.

“Las montañas tienen una gran saturación, por eso hemos iniciado una alerta temprana desde la Estación Meteorológica ubicada en el Parque Nacional Henri Pittier”, aseguró Reverol en conversación con el presidente Nicolás Maduro el lunes 14 de septiembre.

Resaltó que el monitoreo constante permitió disminuir el impacto de lo ocurrido hace ocho días en la parroquia El Limón del municipio Mario Briceño Iragorry (MBI), cuando se desbordaron los torrentes de los ríos El Limón y El Manguito, además de la quebrada Los Capuchinos.

HABLA UN EXPERTO

Para muchos especialistas lo que genera estos desastres es la ausencia de capa vegetal arrasada por los incendios forestales, además del necesario mantenimiento de diques, quebradas y ríos, entre otros factores. 

Enrique García, representante del grupo ambientalista Sembramos Todos, considera que el nivel pluviométrico alcanzado entre agosto y septiembre en Aragua, no se compara con los registros de  1987, ya que para esa fecha las lluvias llegaron aproximadamente a los 180 milímetros por metro cuadrado, lo que equivale a dos meses de precipitaciones.

A su juicio, la falta de capa vegetal que protege a las zonas de cuencas influye en la saturación de las montañas que perdieron una gran cantidad de árboles, durante los incendios forestales del período seco.

 “Es la crónica de una muerte anunciada. Los incendios forestales de meses anteriores fueron más que el doble del año pasado”. García destacó que en lo que va de 2020 se ha perdido aproximadamente 13% de la superficie de capacidad vegetal del Parque Nacional Henri Pittier.

“15.000 hectáreas han sido devastadas, el año pasado fueron 6.000 y el previo como 5.000, es gravísimo”.

POSIBLES SOLUCIONES

En el caso de lo ocurrido el 9 de septiembre, el conservacionista Enrique García asegura que las condiciones para que vuelva a desbordarse el río están dadas, “porque el suelo no tiene la capacidad de absorber el exceso de agua”. Una advertencia que en nada contribuye con la tranquilidad de quienes habitan la zona.

Como solución propone que la montaña sea reforestada en gran cantidad. Añadió que en el Henri Pittier son necesarios ocho millones de árboles para poder recuperar la estabilidad del parque nacional y evitar las erosiones.

SEPTIEMBRE DE IMPACTO 

El noveno mes del año tiene secuelas en la memoria de los habitantes de Aragua, ya que desde hace 33 años, cada 6 de septiembre se recuerdan los hechos de la conocida tragedia de El Limón, desastre natural de gran magnitud en el que se perdió un número incalculable de vidas y parte de lo que hoy es una parroquia, fue desaparecida por la fuerza del agua y los escombros.

En este 2020 las alarmas se han activado con frecuencia. Desde inicios del mes las lluvias causan estragos en varias comunidades de la entidad. La noche del martes 1º un fuerte aguacero con ráfagas de vientos, relámpagos y truenos se extendió hasta la madrugada del siguiente día, generando caos en varias localidades, con mayor impacto en el sur de Maracay.

El aguacero desbordó el río Madre Vieja que se metió en las casas de cientos de habitantes de zonas como Mata Redonda, La Esmeralda, Casanova Godoy y Los Cocos. Muchos perdieron enseres y electrodomésticos. A menos de ocho días, cuando aún el agua no había drenado de viviendas y calles, nuevas precipitaciones sorprendieron en estos sectores.

El nivel del agua volvió a subir entre la noche del lunes 07 de septiembre y la madrugada del día siguiente. Los días de zozobra no acababan, tanto que hasta la fecha hay quienes aún viven entre aguas servidas.

Dos días después el impacto llegó en horas de la tarde a El Limón, no llovía en zonas pobladas, incluso había buen tiempo, pero en la cabecera de la montaña la realidad era otra. Tanto fue lo que llovía que la superficie fue saturada, hasta el punto de hacer desbordar parte del río El Limón y dos de sus afluentes.

 

 En el mes de agosto se registraron 446 litros de lluvia por metros cuadrados, solo en Aragua”. G/J Néstor Reverol

El río El Limón volvió a generar estragos en zonas pobladas

Hace 33 años el impacto de las lluvias fue mayor en El Limón

Calculan pérdidas materiales luego del 9 de septiembre

Deja un comentario