Incluye a los niños en las tareas de la casa

Incluye a los niños en las tareas de la casa

Los padres son responsables de todos, o la mayoría de los hábitos que aprenden los niños; por esta razón es fundamental que a partir de los cinco años se comiencen a dar ciertas tareas sencillas para que ayuden en el orden, limpieza y mantenimiento del hogar.

No te sientas mal por asignarle ciertas tareas, mientras más pequeños están, más rápido se adaptan y lo asumen como algo natural o una responsabilidad adicional a sus tareas del colegio, por ejemplo. Sin duda, esto se convertirá en una rutina y es una manera de ir preparándolos para la vida de adulto.

 

Colaboración

En una familia donde la madre es quien realiza todas las tareas domésticas es difícil que los niños aprendan del significado de colaboración, por tanto, es fundamental que todos contribuyan en la medida de las posibilidades, en la realización de algunas tareas en el hogar.

En el caso de los niños, conviene crearles una rutina, en la cual por ejemplo, se les indique que al levantarse, deben tender su cama, a la hora de la comida, colocar la mesa y antes de irse a la cama por la noche, deben recoger todos sus juguetes. Estas son cosas sencillas, que desde pequeños ya pueden realizar y están colaborando en la realización de actividades domésticas.

 

¿Qué pueden hacer?

Permíteles que te colaboren con tareas sencillas como:

- Guardar su ropa.

- Hacer la cama.

- Colocar la mesa.

- Dar de comer a su mascota.

- Recoger sus juguetes.

- Barrer.

- Ayudar en la cocina.

- Regar las plantas.

 

Si no le gusta

Muchos niños hacen ciertas tareas por imitar a los padres y esto ayuda enormemente al momento de asignarle ciertas responsabilidades; pero qué ocurre si el niño se niega a hacerlas.

No conviene obligarlo porque es perjudicial, lo que se recomienda es incentivarlo, y lo más conveniente es comenzar con algo que le guste. Por ejemplo, si disfruta verte preparar la comida, invítalo a que te ayude a medir las porciones para preparar un platillo, y luego pídele que lave la taza. De esta manera puedes ir llevándolo a que poco a poco se integre y ayude en otras actividades.

 

Recomendaciones

Asigna tareas concretas. Ordena tu cuarto es algo genérico, lo correcto sería decirle, coloca los juguetes en el estante.

- Trata que el momento sea algo divertido. Una idea puede ser inventar una canción para que se convierta en un juego.

- Halaga su esfuerzo independientemente que lo haya hecho bien o mal. Evita criticarlo. Si no lo hizo bien, no vayas a corregirlo; otro día tendrás la oportunidad de enseñarle cómo hacerlo bien.

Evita utilizar las labores de casa como castigo porque las verá como algo negativo, y no es correcto. 

Deja un comentario