Habitantes de zonas azotadas por fuerte aguacero esperan que baje el nivel del agua

Habitantes de zonas azotadas por fuerte aguacero esperan que baje el nivel del agua

|| Yirvis Vásquez
|| Rodolfo Gamarra

En  algunos sectores los vecinos continúan su trabajo de limpieza a pesar de que perdieron muchos de sus enseres

Hoy se cumple el cuarto día del fuerte aguacero que dejó al menos seis municipios de Aragua inundados, 5.893 familias afectadas y aún se sigue viendo el gran daño que causó la naturaleza en la entidad, las casas de Mata Redonda y Paraparal continúan sumergidas en el agua, ya que no ha retrocedido, mientras sus habitantes están durmiendo en las calles o refugios. Es de mencionar, que residentes señalan que las bombas de achique están inoperativas.

Otras zonas afectadas de la región aragüeña como La Esmeralda, La Esmeraldita, Río Blanco II, Los Cocos, José Casanova Godoy  en el sur de Maracay, El Mácaro, y comunidades aledañas en Santiago Mariño, Santa Bárbara, Santa Inés en el municipio Francisco Linares Alcántara, las familias persisten con el trabajo de limpieza y tratan de recuperar lo poco que dejó las torrenciales lluvias registradas ente el lunes 12 ymartes 13 de octubre.

Por otra parte, algunas cuadrillas de limpiezas del Gobierno se encuentran desplegadas en los sectores apoyando a los afectados y despejando las vías que están llenas de lodo y escombros, sin embargo, las personas señalan que los avances han sido muy lentos. Los afectados se preguntan cómo harán para recuperar todo lo perdido en el desastre natural.

 

CONTINÚAN EN RESCATE

En Mata Redonda, la tarde de ayer vecinos intentaban rescatar a personas que aún no habían podido salir de sus residencias, de igual manera, algunos vehículos serían llevados hasta las avenidas principales a ver qué posibilidad habría de recuperarlos.

Génesis Machado destacó que “el agua no ha bajado, ya que la bomba de achique no se da abasto para la cantidad de agua que hay. Si no traen o reparan las bombas de achique dañadas el agua permanecerá al menos más de 7 días estancada,” agregó que es necesario que se cumpla con la indemnización ya que tienen 14 años luchando por esta situación. “No permitimos que no lleven albergues o refugios”.

Jackson Cámara, destacó que durante el día de ayer parecía haber bajado el agua un poco, a pesar de ello, las personas no podían entran a sus casas, señaló que las autoridades habían estado visitando la zona. 

 

CASI DOS METROS DE ALTO

José Manuel D´Oliveira un hombre de una estatura de 1.86 cm quien al enterarse de lo que estaba ocurriendo en Mata Redonda, se trasladó hasta el lugar con el fin de rescatar a su madre de 65 años, refirió que el agua le llegó a la altura de la barbilla, y dos días después volvió a entrar  para poder ver si rescataba alguno de los enseres, pero el nivel del agua no había bajado nada enfatizó que su madre lo perdió todo.

“Cuando llegué a la casa mi mamá estaba montada en una silla en la parte alta y lo que hice fue rescatarla y salir del lugar,” comentó que si tuviera como comprarle una casa a su madre lo haría.

Puntualizó que en el 2006 el TSJ emitió la sentencia 1.623, la cual ordenó al Gobierno indemnizar a los habitantes, no obstante, esta no se ha cumplido en su totalidad, aun quedan propietarios en la zona dijo José Manuel.

 

IGLESIA AFECTADA

Entre las afectaciones que hay en Paraparal en el municipio Francisco Linares Alcántara está la inundación de la Iglesia Santo Tomas Apóstol, la cual gran parte de ella quedó sumergida entre las aguas. Al conversar con diácono de la parroquia Raimundo Marante, destacó que en el año 2017 tuvieron algo parecido, sin embargo, no fue tan fuerte la anegación en aquel momento, agregó que se inundó todo y fueron pocas las cosas que lograron salvar durante el 14 de octubre que pudieron tener acceso a la Iglesia.

“Tuve que entrar para verificar la situación dentro de lap arroquia, el agua me llegó a la cintura, recogimos algunas cosas del altar y lo pusimos en la parte alta también las vestimentas, pero los bancos sino pudimos ponerlo en alto, estos están nadando, ya que no tenemos como sacarlo”. Precisó que espera que bajen las aguas para poder ver bien que daños hubo, y poder comenzar a restaurarlos.

 

SOLIDARIDAD PARA LOS AFECTADOS

Muchas son las familias que hoy requieren tras la pérdida de sus casas, enseres, y electrodomésticos, sin embargo, estos por ahora solicitan agua potable, comida no precederá, medicina, ropa y sábanas, desde El Periodiquito hacemos un llamado a la solidaridad para ayudar a estas personas.

 

 

La Iglesia Santo Tomás Apóstol se bajó el agua en Paraparal

En Río Blanco continúan los trabajos de limpieza

En el Macaro las familias también están afectadas

José Manuel D Oliveira fue a rescatar a su mamá y el agua le llegó por la barbilla

Deja un comentario