Trasladan a reos de Alayón hasta Tocorón

Trasladan a reos de Alayón hasta Tocorón

|| Luis Chunga
|| Fotos Cortesía

Después de 37 años, el penal de Alayón fue cerrado, sus instalaciones serán reestructuradas y se convertirá en un centro de atención de casos menores

Después de casi 38 años funcionando como la cárcel pública de Alayón, ubicada en el centro de Maracay, estado Aragua, la ministra del Poder Popular para el Servicio Penitenciario, Mirelys Contreras, anunció el traslado y el desalojo total de 130 privados de libertad. Los internos en su mayoría fueron llevados hasta el Centro Penitenciario de Aragua, conocido como  penal de Tocorón. No descartó que también sean ubicados en otras penitenciarias del país.

El traslado de los presos se realizó en horas de la mañana de ayer y según la Ministra, las viejas instalaciones de la antigua cárcel serán remodeladas en su totalidad, con un proyecto arquitectónico para convertirlo en un centro de atención de casos menores.

La titular de la cartera de penitenciaría, dijo que el proyecto de reubicación tiene el apoyo del Gobierno nacional, del gobernador Marco Torres y muchas autoridades de la región, quienes en todo momento mostraron su voluntad y buscaron mejoras para la vida y los derechos humanos de  los reclusos.

“Esta decisión no ha sido tomada de manera unilateral, sino producto de varias reuniones y acuerdos entre las autoridades del Gobierno nacional, el Ministerio de Penitenciaría, Secretario de Seguridad del estado Aragua y una participación muy importante y loable ha sido la comunidad, especialmente de los vecinos  cuyas viviendas están ubicada en los alrededores del penal y que durante muchos años se quejaron,  denunciaron que era un centro de reclusión que colocaba en peligro la vida de los chicos y grandes”, indicó.

 

130 privados de libertad  rumbo a Tocorón

Desde las primeras horas de la madrugada de ayer en la parte externa de la cárcel de Alayón, funcionarios de la Policía de Aragua tomaron los alrededores e implementaron unas medidas de seguridad. Ambulancias,  funcionarios de Protección Civil, y una flota de al menos 7 autobuses se encontraban preparados para  trasladar a los presidiarios. Los reos estuvieron “educadamente”  y tranquilos formados en el patio del penal, respetando y acatando órdenes. Luego de 8 en 8 fueron sometidos una estricta revisión corporal y antes de subir a los autobuses eran desinfectados para prevenir el COVID-19.

Durante el traslado estuvieron presentes  la viceministra de traslado Mary Pili Viera, el general José Gregorio Viloria de la Policía de Aragua, el Wilmer Aposto, director general de Custodia, el general de brigada Jonás Páez, jefe  de la Zona 42 de la GNB.  Reconoció el apoyo que recibió en todo momento del Gobernador aragüeño quien fue uno de los primeros en celebrar que el penal de Alayón  pase a la historia penitenciaria del país, para la tranquilidad de los maracayeros, especialmente de los vecinos del populoso barrio ubicado en el municipio Girardot.

El momento fue propicio para anunciar en presencia de ellos reos que muchos de ellos serán beneficiados  con las denominadas libertades tutelares porque la medida contemplada en el Código Orgánico Penitenciario, establece que los privados con condenas firmes y que cumplieron con el tiempo reglamentario podrán optar a algunas de las fórmulas alternativas de cumplimiento de la pena (que no haya sido otorgada por los tribunales regulares), el ministerio está en la potestad de otorgar la libertad bajo la figura de Régimen de Confianza.

Destacó Contreras, que a nivel nacional están ejecutando un trabajo que dejó adelantado su antecesora Iris Varela como es la figura del Gobierno de confianza tutelado.

La máxima autoridad en materia penitenciaria Mirelys Contreras, señaló que  “los beneficiados y las beneficiadas con dicha medida deberán presentarse cada cierto tiempo (15 días) en el Ministerio, así mismo reiteró que para quienes reinciden en delitos, se toman medidas rigurosas, por lo que se puso a la orden para que quienes recibieron dicho beneficio se incorporen en cualquiera de los proyectos socio productivos que se desarrolla en el Ministerio” señaló.

Por su parte el G/B José Viloria, secretario Sectorial de Prevención y Seguridad Ciudadana del estado Aragua, recordó que el penal de Alayón fue construido en el año 1937 calificado como un centro penitenciario  en pleno centro de la ciudad, aunque por esos tiempos la población demográfica no había aumentado  tanto. “Creo que hemos dado un buen paso para la tranquilidad de la población penal, especialmente respetando los Derechos Humanos y el respeto a los familiares de los presidiarios. El traslado se realizó bajo las medidas de bioseguridad para cada uno de los privados de libertad que estaban en Alayón”,  señaló.

 

Atrás quedaron los recuerdos en la cárcel de Alayón.

La cárcel pública de Maracay, fue construida en el año 1937, ubicada en Alayón, un barrio ubicado paralelo a la línea del ferrocarril que había nacido durante el siglo XIX, con motivo de la construcción del Gran Ferrocarril de Venezuela.  Vino a cubrir la necesidad de un edificio construido especialmente para ser una cárcel, que no existía en la ciudad, ya que la prisiones que existían  tenían calabozos que no reunían condiciones para el resguardo de los presos. Todavía en el presente se pueden observar estos calabozos ubicados en el segundo piso del Museo de Antropología e Historia de la ciudad, frente a la Plaza Girardot.

Funcionó desde 1937 hasta 1980, fecha en la cual fue trasladada al Internado Judicial de Tocorón, pero el edificio continuo siendo utilizado por la Comandancia de la Policía hasta el año 1995 cuando fue traslada a San Jacinto. Después se le denominó centro de rehabilitación para jóvenes, pero en poco tiempo se convirtió en una peligrosa cárcel porque la población de privados de libertad cada mes aumentaba aceleradamente hasta que fue denominada una cárcel de hacinamiento.

Asimismo, los vecinos  de Alayón nunca estuvieron de acuerdo con el penal, siempre consideraban que representaba un peligro para la comunidad. Las fugas de presos, balaceras continuas, muertes entre presidiarios, violaciones  y la venta de estupefacientes convirtieron al penal en un lugar muy peligroso para la vida de los privados de libertad en condición de  penados. Muchos de ellos murieron en su cautiverio víctima de la violencia presidiaria.

 

General (B)  José Viloria, secretario de seguridad ciudadana de Aragua,  Ministra del Poder Popular para el Servicio Penitenciario, Mirelys Contreras,Viceministra  de traslado Mary Pili Viera,  Lic. Wilmer Aposto, Director General de Custodia, el General de Brigada Jonás  Páez, jefe  de la zona 42 de la GNB.

Se cumplieron todas las medidas de bioseguridad durante el traslado d ellos reos.

El gobernador Marco Torres apoyó el desalojo del centro penitenciario.

Deja un comentario