Motivos por los que el bebé muerde al tomar pecho

Motivos por los que el bebé muerde al tomar pecho

La lactancia materna es un acto de amor, es un derecho que tiene el bebé desde el momento de su nacimiento, y que se debe mantener por recomendaciones de los especialistas, mínimo hasta los dos años de edad.

Aunque para muchas mamás la experiencia es grata, no siempre resulta fácil y mucho menos en los casos que el bebé comienza a morder los pezones al ser amamantado; pues esto es doloroso y si no se corrige a tiempo, se terminará por abandonar la lactancia.

¿Por qué muerden?

 baby2teeth-closeup

En algunos casos el bebé comienza a morder porque no se ha establecido de manera correcta el agarre que lleva al proceso de succión, y aunque no tiene dientes, las encías pueden lesionar el pezón al momento de extraer la leche.

No obstante, dependiendo de la edad y el momento, las causas pueden variar, por ejemplo al momento de la dentición, es común que ellos por curiosidad o por las molestias que representa el brote de las piezas, comienzan a morder todo, juguetes, rasca encías, e incluso el pezón de mamá.

Otros más grandes, entre los 8 y 9 meses, pueden morder para llamar la atención de mamá, que mientras lo lacta, puede estar pendiente de otras cosas y perder el contacto visual con el niño. También algunos lo toman como un juego, pues les divierte la reacción de la madre que se asusta o grita, y prueban a repetirlo constantemente para ver cómo actuará nuevamente.

El más común es el mordisco que ocurre de manera involuntaria y se da principalmente cuando el niño se duerme, pues se relaja, cierra la boca y clava los dientes de golpe.

¿Qué hacer?

mjolkstockning-och-sariga-brostvartor

Si estás en proceso de lactancia y estás sufriendo con las mordidas de tu hijo, es imprescindible que descubras las causas para que puedas corregirlo y no termines por destetarlo antes de tiempo.

Recuerda que la lactancia materna no debe doler, sino que es un acto que debe disfrutar tanto la madre como el bebé; y si no es así, busca la solución cuánto antes.

- Si las mordidas ocurren los primeros días de vida del niño, consulta con un especialista en lactancia que te oriente porque puede tratarse de un mal enganche. Quizás lo que debas corregir es la postura, o revisar si el pequeño tiene frenillo que le impide el enganche adecuado.

- Si el niño es mayor y muerde para reclamar atención o como un juego, debes corregirlo cuanto antes. Evita gritar o hacer movimientos bruscos que puedan lastimarlo, para ello sepáralo con cuidado y explícale que eso no está bien, que eso lastima a mamá y no debe repetirlo.

- Cuando ocurre de manera involuntaria, durante el sueño, es importante estar atentas y retirar el pezón antes de que se duerma profundamente. 

Poco común

5-de-noviembre-Morder-en-la-lactancia

Algunos niños se divierten con las reacciones que tiene mamá al ser mordidas, sin embargo, otros pequeños se asustan tanto que no quieren volver a mamar y sienten un rechazo repentino que puede incluso terminar con la lactancia para siempre.

En caso de que esto ocurra, no debes forzarlo a pegarse del seno, especialistas sugieren que antes de la toma se les acaricie y que ellos también lo hagan, hacerles reír para que se distraigan, cambiar la posición de mamar tradicional, o amamantarlos cuando estén adormilados, para que poco a poco retomen la lactancia.

Deja un comentario