¿Qué comer y evitar si sufres de dolor de cabeza?

¿Qué comer y evitar si sufres de dolor de cabeza?

Muchos son los factores que pueden desencadenar una migraña, entre los más comunes se encuentra el estrés, los cambios hormonales y el cansancio visual. Incluso, no comer a la hora indicada o ingerir cierto tipo de alimentos, puede agudizar o frenar esos dolores, por ello te presentamos un listado de productos que favorecen el cuidado del cuerpo, la salud y sobre todo, ayuda a calmar, evitar o eliminar la molesta cefalea.

¿Qué es la migraña?

Es un dolor de cabeza, una aflicción con malestares aislados, moderados o recurrentes. Es un síndrome transmitido genéticamente por un patrón de herencia autonómico dominante.

Las jaquecas como también se conocen, se caracterizan por presentar el dolor en un solo lado de la cabeza, náuseas, vómitos, repugnancia y dolores que empeoran con los movimientos.

Estos ataques pueden ser frecuentes por un lapso y retirarse por largos períodos, pero en muchos casos, este irá disminuyendo con el paso de los años.

En cifras

– Una de cada tres personas experimenta cefaleas severas en algún momento de su vida, y del 10 al 11% de las personas padecen de migrañas.

– El 75% de las personas que padecen de cefaleas lo han heredado genéticamente.

– La migraña puede presentarse por primera vez durante la adolescencia, aunque en algunos casos se puede presentar en la niñez, inclusive en el útero.

– Es un dolor que se manifiesta con más frecuencia en mujeres que en hombres en edades comprendidas entre 15 y 45 años. Si se presenta en la infancia, los más propensos a padecer estas jaquecas son los varones.

– Entre el 15 y 30% de los que sufren de migraña se realizan un chequeo médico cada año, y menos del 15% acuden al neurólogo.

Alimentos que la promueven

– Las carnes cuadradas y ahumadas

– El queso añejo

– El vino tinto, la cerveza y el champán

– El yogur

– La levadura

Dile NO

Si padeces de dolores de cabeza, debes evitar por todos los medios consumir:

– Salsas de tomate y soya

– Adobos, aderezos y condimentos

– Café

– Refrescos de cola

– Chocolate, dulces que lo contengan y bebidas achocolatadas

– Salchichas, salami, peperoni, chorizo y tocino

– Enlatados (atún, jamón endiablado, carnes)

– Colorante amarillo (bebidas en polvo, doritos y pepitos)

– Chicle o goma de mascar

– Helados

– Comidas saladas

– Pescado seco

– Queso azul, mozzarella, roquefort, parmesano, suizo, holandés y queso untable

– Frijoles, garbanzos, aceitunas, pepinos de salmuera y cebolla (esta última sólo debe utilizar pocas para dar aroma y adornar sus comidas)

– Aguacate, higos, ciruelas rojas, pasas y cambur

– Comida china

– Levadura

– Alimentos fermentados

– Bebidas alcohólicas (vino tinto, jerez, whisky, ginebra, entre otras)

– Cigarrillos

Sugerencias

Para aliviar o evitar estos molestos dolores de cabeza se recomienda mantener una alimentación balanceada, y cumplir con un horario de comidas que estabilicen y acostumbren su organismo. Para mejorar la dieta se recomienda ingerir  ensaladas frescas sin aderezos; aumentar el consumo de manzanas verdes, éstas ayudan a aplacar la migraña; sustituir el arroz guisado con salsa de tomate por alimentos cocidos con ajo y aceite de oliva; y comer las carnes asadas o al horno.

Qué puedes comer

– Café descafeinado

– Jugos de frutas

– Las carnes rojas de vaca, ternera, cordero, pescado, pollo, atún, pavo y como máximo 3 huevos a la semana

– Leche homogenizada o descremada

– Queso americano, requesón, ricota, cremoso, canadiense y los procesados en tajadas

– Yogur (1 taza por día)

– Arroz

– Pastas

– Papa blanca

– Todas las frutas (limitar las frutas cítricas a ½ taza por día. Ejemplo, 1 naranja o ½ plátano por día)

Dieta preventiva

Incluye en tu alimentación bocados que estimulen la nutrición y eliminen los síntomas de la cefalea. Una alternativa es el consumo de vitamina C presente en la guayaba, kiwi, los cítricos y otras frutas; este componente inhiben el dolor.

Otra vitamina capaz de aliviar el dolor y duración de la migraña, es la vitamina B2 o riboflavina, ésta se encuentra presente en la leche y sus derivados, en la carne y los cereales integrales, sólo recuerda que existen algunos lácteos y algunas carnes, que agudizan el dolor y que se deben eliminar en la medida de sus posibilidades del menú diario.

Los ácidos grasos insaturados, como aceites de semillas de girasol, maíz, soya, frutos frescos y pescados azules, reducen el ataque o los mecanismos que promueven la migraña.

Deja un comentario