Encuentra cuerpo de catequista desaparecido

Encuentra cuerpo de  catequista desaparecido

|| Glenn Requena

Familiares del joven de 19 años, no sabían nada de su paradero desde octubre de 2019

Meses de angustia vivió la familia Ortega por la desaparición del catequista Ángel Isaac Ortega Romero (19), quien estaba desaparecido desde el 17 de octubre del 2019. Lamentablemente, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) subdelegación Mariño, localizaron el cadáver del joven este sábado después de 14 meses, en Samán de Güere, municipio Santiago Mariño.

Luego de arduas investigaciones y trabajos de campo, la policía científica halló al fallecido luego de que los autores materiales activaran el teléfono celular del joven. Los sabuesos iniciaron un operativo de búsqueda por la jurisdicción y lograron ubicar a los victimarios, quienes llevaron a la comisión a un galpón deteriorado a la altura de la Avenida Intercomunal.

Extraoficialmente, los autores materiales aparentemente después de quitarle la vida a Ortega lo quemaron, para lanzarlo a un tanque de la mencionada zona.
Al encontrar el sitio, familiares lograron reconocer el cadáver del catequista, porque el occiso todavía portaba la vestimenta con el cual salió de su casa en Samán de Güere, un blue jean, un suéter negro tipo chaqueta de colores negro y blanco, además de un bolso.

Hasta el cierre de esta edición se pudo conocer de manera extraoficial la detención de tres sujetos, sin embargo, el Cicpc continúa realizando las investigaciones para ubicar a otros posibles responsables del hecho. Asimismo, la Fiscalía 22° del Ministerio Público (MP) está al tanto del caso.
La desaparición del catequista Ángel fue muy conocida durante el año 2019, familia y conocidos, realizaban una ardua búsqueda de su allegado, recorrían constantemente los centros asistenciales, medicatura forense, además de estar en constante contacto con los medios de comunicación, por lo que se espera que se haga justicia.

¿DÓNDE EMPEZÓ TODO?
El joven estaba desaparecido desde el 17 de octubre del 2019, familiares vieron por última vez a su pariente cuando salió de su residencia, en Samán de Güere, para dirigirse hacia San Jacinto, pero antes iba a visitar a una amiga, sin embargo, nunca llegó. Al pasar las horas, la angustia crecía, porque no contestaba las llamadas telefónicas y no era el tipo de muchacho de quedarse hasta altas horas de la tarde en la calle.

JOVEN TRABAJADOR Y CATÓLICO

El fallecido trabajaba en un negocio de donas en el municipio Mariño, estudiaba en el tercer semestre de Publicidad y mercadeo en el Instituto Universitario de Tecnología Antonio Ricaurte (Iutar) y era servidor de la Parroquia San Pedro Apóstol, además de pertenecer al grupo Shekiná. Es por ello que la Diócesis de Maracay a través de sus redes sociales lamentó el vil hecho.

Deja un comentario