Forenses analizan los restos del catequista

Forenses analizan los restos del catequista

|| Luis Chunga
|| Fotos Cortesía

Hasta el momento no descartan realizar la autopsia para determinarla causa de muerte de la víctima

Antropólogos de la medicatura forense de Caña de Azúcar, estado Aragua, comenzaron a realizar desde ayer los análisis y estudios de los restos óseos encontrados dentro de las instalaciones del antiguo gimnasio Alfredo “Ratón” Márquez, en el municipio Mariño, para determinar si en realidad pertenecen al cuerpo del joven identificado como Ángel Isaac Ortega Romero, desaparecido el pasado 19 de octubre del 2019.

Junto con los especialistas en odontología forense, el primer paso que realizaron fue armar el esqueleto y luego la evaluación, donde determinan el sexo, edad probable. Posteriormente entrevistarán a los familiares y solicitarán muestras genéticas que permitirán identificar el cadáver. En caso de quedar alguna duda enviarán a especialistas parte de los restos para que le realicen el ADN para su identificación. Es importante señalar que no se descarta que también realicen la autopsia para determinar una probable causa de muerte.

Es importante señalar que los huesos permiten a los antropólogos conocer casi todas las características, pues los análisis llevan a deducciones, no conclusiones, de edad, sexo, estatura, robustez, tipo de alimentación y otros marcadores.

Sin embargo, hay quienes consideran que no se puede saber todo porque si bien algunas enfermedades dejan huella en los huesos la mayoría no lo hacen, y así por ejemplo los problemas de estómago no se trasladan a la estructura ósea y por ello se presentan ciertas dificultades para determinar las causas de la muerte e identificar a personas desaparecidas.

“Cada estructura ósea es única, tiene unas características que no aparecen en otros individuos, y el estudio de los huesos no es lo mismo si se dispone de un esqueleto completo o de restos óseos aislados, además, es preciso saber las condiciones en las que está el hueso, pues la humedad alta ayuda a su deterioro, lo que influye en su estudio, y la acidez del terreno favorece su destrucción” consideró un conocido médico del Hospital Central de Maracay.

Luego añadió “la esqueletización del hueso, lo que supondrá que no tendrá partes blandas, no tiene relación directa con su antigüedad sino con las condiciones del terreno. Lo más fiable es el estudio de los dientes.

En cuanto a los exámenes de odontología forense se tuvo conocimiento que se realizará la odontograma, a través de las autopsias bucales, el conocido procesamiento de huellas de mordedura Humana es decir lesiones, violaciones y homicidios. Luego el estudio queiloscópico (impresiones labiales), un estudio que utilizan las impresiones labiales, con fines de identificación, sobre marcas dejadas en objetos, servilletas, alimentos, que orienten la investigación penal.

También el estudio y Evaluación de lesiones traumáticas buco-dentarias y de responsabilidad profesional o mala praxis odontológica, para determinar el carácter de las lesiones, tipificadas en el Código Penal.

 “La odontología forense aplica técnicas para determinar la edad dental con fines jurídicos a todos aquellos niños y adolescentes que se encuentran incursos en delitos y que se desconoce su edad individual, para este peritaje se utiliza la cronología del desarrollo dental, para comparar imágenes de los gérmenes dentarios.

Deja un comentario