Ideas para mantener limpia la casa

Ideas para mantener limpia la casa

Mantener la casa limpia genera muchas ventajas, como por ejemplo: paz, armonía, seguridad y buena salud. Toma en cuenta los siguientes consejos:

Alfombras impolutas

Cuando te salga una mancha en la alfombra, lo primero que tienes que hacer es aplicar sobre ella toallas de papel para que se lleve, en lo posible, los restos. Luego, eliminarás la mancha fácilmente frotando con un paño humedecido en un poco de amoníaco rebajado con agua.

No olvides el techo

A él es donde va a parar todo el polvo y el humo, acumulándose y dejándolo feo. No olvides que, de vez en cuando, es conveniente limpiarlo y para ello, puede atar un trapo limpio al cepillo de barrer y pasarlo por el techo con él o pasar un plumero. Si lo hace con relativa frecuencia, no necesitará tantas manos de pintura.

Las paredes

En principio, puedes seguir el mismo proceso que con el techo y utilizar un trapo limpio envolviendo a escoba, pero también puedes limpiarlas pasando el aspirador o un plumero fuerte. Las manchas que pueda haber del roce de los muebles o de los dedos, se eliminan con miga de pan caliente, con una goma de borrar o frotando con un paño impregnado en bicarbonato, pero sin humedecer.

Según el material

Tanto a las persianas como a las puertas o ventanas de madera, hay que pasarles el aspirador o limpiarlas con un cepillo viejo de los que utilizas para la ropa. Si tienen manchas, frótalas con un paño humedecido en agua y amoníaco. En cambio, para las de aluminio o PVC, es mejor utilizar agua con bicarbonato. En el caso de que están pintadas, debes pasar el paño en la dirección en que esta dada la pintura y siempre de abajo hacia arriba. Antes de dar el trabajo por terminado, revise la caja de la persiana y las partes que den al exterior.

Zonas húmedas

Vigila las zonas más húmedas de la casa como tuberías, desagües y rebosaderos, y elimina la humedad. En todo caso, mantenlos siempre limpios y sin atascos, trata con insecticida las zonas que puedas, y las que no, lávalas con sal y agua caliente.

Deja un comentario