8 Consejos para hacer comidas saludables para la oficina

8 Consejos para hacer comidas saludables para la oficina

Es necesario hacer un cronograma para que la comida de toda la semana sea diferente y variada. Es importante que sea una alimentación balanceada, sobretodo si estás trabajando.

1 Algunos días puedes llevar sándwiches que bien elaborados, suponen una comida completa. Un sándwich con lechuga, tomate, un poco de queso y pollo, desde el punto de vista alimentario, va muy bien.

2 Evita llevar en la lonchera mayonesas y salsas que contengan crema. Si lo haces así, consérvala en la nevera de casa hasta la hora de salir.

3 Procura que su dieta incluya fruta, y lleve la que sea fácil de manipular, como melón o fruta troceada.

4 Si dispones de más de tiempo y una lonchera con dos ubicaciones, procura llevar dos platos de fácil preparación, que te garanticen una comida completa. Podrían ser pasta de primero; y después, unas albóndigas. Puedes incluir una fruta para media tarde.

5 Recuerda que una dieta equilibrada no es el resultado de un día, sino el perfil de lo que vaya consumiendo semana a semana. Las verduras deben constituir una parte esencial del menú; y una forma sencilla de incorporarlas es tomándolas en forma de puré, con unas acelgas salteadas o una ensalada.

6 El pescado debe estar presente en el menú, al menos dos o tres días de los cinco laborables. Si piensa llevar carne, hágala mejor con salsa, para que no quede seca. Pueden ser unas albóndigas, estofado de ternera, asado. Otra posibilidad para ir variando, es hacer una tortilla uno de los días.

7 Sería ideal que dispusieras de una nevera para evitar que los alimentos pierdan o, lo que sería peor, se pasen. Si no hay en el trabajo, utiliza si es posible bolsas térmicas para el transporte y mantenimiento de envases.

8 Toma preferiblemente agua. También puedes refrescarte con jugo de frutas o infusiones.


2001

Deja un comentario