Dos aragüeños han perdido la vida de forma violenta en Perú

Dos aragüeños han perdido la  vida de forma violenta en Perú
Primero fue Orlando Abreu de 26 años de edad, joven venezolano que se ganaba la vida como comerciante en un mercado de Trujillo en Perú, quien falleció al recibir dos disparos a quemarropa por parte de un sujeto conocido con el alias de “Cara Cortada”, hecho ocurrido el 26 de enero de este año, días después le tocó a Jesús Castrujón Córdoba, de 25 años, quien también perdió la vida de forma trágica al ser tiroteado en un presunto atraco.
 
Ambos casos tienen aspectos en común: eran venezolanos llegados a la nación Inca desde el estado Aragua, en búsqueda de una mejor calidad de vida. Abreu provenía de Palo Negro, municipio Libertador, mientras que Castejón había migrado desde hace tres años junto a su esposa desde La Victoria. 
 
Castrujón laboraba como repartidor de Glovo, una empresa dedicada a la compra, recogida y envío de pedidos. Su homicidio fue en la noche del 17 de febrero, día en el que según la reseña de diarios peruanos, dos hombres que viajaban en un taxi le dispararon en varias oportunidades y se llevaron su motocicleta. Estos homicidios conmocionan las redes sociales, al calificarlos como actos de xenofobia. 
 
El llamado de las organizaciones pro derechos humanos es a no generalizar las acciones, cometer un crimen no es cuestión de nacionalidad, sino de valores.

Deja un comentario