Rutina diaria para cuidar la piel

Rutina diaria para cuidar la piel

Las mujeres desde muy jóvenes deben iniciar a cuidar su piel, sobre todo el rostro, pues con el paso del tiempo, los cambios de temperatura, el uso de productos cosméticos, las hormonas y la edad, terminan afectando su apariencia.

Si desconoces cómo cuidar tu piel, te ofrecemos un listado, tipo mandamientos que se deben cumplir al pie de la letra para que luzca radiante, lozana y llena de vida el mayor tiempo posible.

Protector solar

Cada día antes de salir de casa, incluso antes de aplicarse la crema hidratante y el maquillaje, se debe utilizar protector solar. Esté o no haciendo sol, vayas o no a la playa o la piscina, esta es una regla que no debes obviar porque los rayos ultravioleta inciden de manera negativa en la piel, causando manchas, arrugas, y hasta cáncer de piel.

Desmaquillarse

Antes de irse a la cama durante la noche, se deben desmaquillar, bien sea con productos especiales para ello, o solo con agua y jabón para así evitar poros tapados, granos, puntos negros, piel opaca y hasta las arrugas.

Limpiar la piel antes de dormir la ayuda a respirar, producir vitaminas y minerales que la ayudan a verse limpia y luminosa.

Exfoliación

Se recomienda que mínimo una vez a la semana se realice una exfoliación para eliminar toxinas, células muertas y las impurezas que se acumulan en la piel.

Recuerda elegir un producto apto para tu tipo de piel y así obtener los mejores resultados.

Adiós cosméticos vencidos

Por lo general las cremas y diferentes productos de maquillaje tienen una vida útil que varía entre 6, 12 y hasta 24 meses; por ello se recomienda revisar constantemente y así evitar utilizar alguno de estos productos vencido y en mal estado porque pueden acumular bacterias que terminan estropeando la piel.

También es importante limpiar las brochas para evitar propagar las bacterias en la cara, o cambiarlas una vez se le comiencen a caer las cerdas.

Hidratación

Beber abundantes líquidos para mantenerse hidratado y aplicar cremas hidratantes en todo el cuerpo, con énfasis en el rostro. Recuerda utilizar productos específicos para tu tipo de piel y cada zona en particular.

No tocarse los granos

Evita tocarte los granos y puntos negros porque esto puede infectar la piel y generar otras lesiones y hasta cicatrices. Si sufres de acné, recurre a tratamientos especiales para ello y ataca el problema como corresponde y no caigas en la tentación de pellizcar la cara.

Dormir

Respetar las horas de sueño es fundamental para evitar las ojeras y la inflamación, y además, permite que se repare la piel hasta devolverle la lozanía de siempre.

Deja un comentario