Analizan restos de la doctora Donaye

Analizan restos de la doctora Donaye

|| Luis Chunga
|| Fotos Cortesía

Colegas de la fallecida aseguran que se convirtió en un “ángel de la salud” porque ofrendó su vida para atender a los intoxicados

Parte de lo obtenido en la autopsia realizada a la doctora Maryuri Donaye, fue trasladado el día de ayer al departamento de Toxicología de Bello Monte, en Caracas, allí será analizado con el fin de complementar la información acerca de la intoxicación que generó su muerte.

Hasta el mediodía de ayer la medicatura forense en Caña de Azúcar, no había entregado el cuerpo a los familiares.

Incluso, se filtró una información en la que se comentaba que por el momento no se sabía cómo será el protocolo para la entrega y sepultura del cuerpo.

Este jueves la comunidad de Sabaneta, municipio Revenga, amaneció consternada y conmovida. Muchos señalaron que la muerte de la doctora “es una sentida pérdida, fue ejemplo de humildad. Una excelente pediatra, muy considerada con sus pacientes y buena persona”, fueron parte de los comentarios de sus colegas del ambulatorio de Sabaneta.

Entre las personas que atendió Donaye, se encontraba la niña Yonaise Arrieta, de 1 año de edad, quien falleció tras intoxicarse con la sustancia aun no precisada. Pero antes le habría aplicado una resurrección boca a boca a la menor, para salvarla, pero sus esfuerzos fueron inútiles.

Desde que fue internada en el HCM su estado de salud era delicado, estaba conectada a un respirador artificial, pero con el paso de los días se lo retiraron. En estudios tomográficos que le hicieron se reflejó una hemorragia subaracnoidea: un derrame de sangre en el cerebro.

Supuestamente, la paciente era hipertensa postparto y el susto de la intoxicación empeoró su situación de salud.

 

“ÁNGEL DE LA SALUD”

Según la doctora en medicina general Wendy Hernández, el gremio médico se siente muy dolido por lo sucedido. “Nos ha dejado un legado de humildad y dedicación. Maryuri es una heroína porque ofrendó su vida para salvar a una bebé de tan solo un año de nacida. Ella era muy entregada a sus pacientes, atendió a varias personas intoxicadas con una sopa en el municipio. “Ella es un ángel de la salud”.

Quienes le conocieron y sobre todo sus pacientes afirman que la especialista, madre de un niño y otro adolescente (14 años de edad), de eterna sonrisa y de hablar pausado siempre se mostró humilde y deligente”.

Finalmente, agregó “ya se fue a descansar, está en la Gloria de Dios, nos quedamos en la tierra nosotros con el compromiso que debemos continuar con su legado”.

 

INFORMACIÓN CERTERA

La doctora Hernández pidió que los medios de comunicación, redes sociales y portales informativos deberían difundir una información verdadera. “Es triste la confusión en la lectura (noticias) son tan dolorosas que generan mucha confusión en la población, a veces se inventan cosas que la filtran como noticias, a veces sale a relucir la opinión del autor de la nota y genera más confusión entre la población, eso genera mucha duda”.

 

Deja un comentario