¿Cómo debe ser la cuna del bebé?

¿Cómo debe ser la cuna del bebé?

Pronto llegará el nuevo miembro a la familia, por lo que debe estar pendiente de tener todos los detalles listos. Para algunos la experiencia de decorar el cuarto donde dormirá él bebé, es emocionante y para otros puede ser estresante desde de pintar la habitación, adornar hasta comprar los muebles, gabinetes y el articulo más importante la cuna.

A la hora de hacer una elección de la cuna debe tomar en cuenta que sea segura, cómoda y practica. Después de pensar en estos tres puntos ya puede incluir que sea bonita y se adapte al estilo de decoración del cuarto.

No puede irse a la ligera con cualquier cuna y mucho menos dejarlo al azar, por eso debe buscar la mejor, recuerde que ese será el lugar donde el bebé dormirá y descansará lo que significa que debe tener un buen colchón. En el mercado puede conseguir diversos modelos y precios, lo importante es elegir el más adecuado acorde a lo que esta buscando.

 Claves para escoger la cuna

1 Comodidad: Este es lo primero que debe buscar cuando compre la cuna, que sea cómoda, confortable y amplia. Tenga en cuenta que los bebés pasarán cierto tiempo en ella, sobre todo los recién nacidos que duermen como mínimo entre doce hasta dieciséis horas diarias. Busque que la barandilla sea deslizante para que pueda acostarlo sin ninguna dificultad.

2 Resistente: A medida que el bebé crece suele moverse y son más enérgicos. Además van ganando peso y tamaño, motivo importante para buscar una cuna que le ofrezca seguridad y estabilidad.

3 Tamaño: La mayoría de las que están en el mercado tienen medidas acorde y son estándares, pero es bueno que tenga como referencia que un tamaño normal es de 120 x 60 cm, con una profundidad desde el colchón hasta el borde de la barandilla de 60 centímetros. La distancia del colchón y el borde la cuna no debe ser mayor de dos centímetros para cada lado.

4 Seguridad: Los barrotes de la barandilla debe estar separados por una distancia de 4,5 y 6,6 centímetros. Es la medida ideal para evitar que el bebé se quede atrapado entre ellos. Coloque protectores de tela alrededor. Cuide que la barandilla tenga el mecanismo de bloqueo que el bebé no pueda manipular.

5 Colchón y almohada: No es conveniente que el colchón quede ajustado, esto puede deformarlo con el tiempo. Lo ideal es que quede un poquito holgado, solo un par de centímetros. Además, debe ser lo suficientemente rígido. En el caso de la almohada, lo aconsejable es ponerla cuando el bebé tenga al menos dos años, para evitar accidentes.

Deja un comentario