Alivia los síntomas de la gripe y la congestión nasal

Alivia los síntomas de la gripe y la congestión nasal

El cuidado de la salud es un factor clave, y aunque muchas veces se piense que todo está bien, la gripe nos puede tomar por sorpresa y quebrantar la salud.

Es fundamental cuidar la alimentación y prevenir de la mejor manera posible que algunas molestias o enfermedades se presenten. Partiendo de ello, te daremos algunas recomendaciones para evitar que la gripe y la congestión nasal, hagan mellas con tu salud.

Importante

Debes tener presente que nada de lo que se plantea en estas líneas debe suplir las recomendaciones y tratamientos de los especialistas en medicina.

Por lo general, los médicos recomiendan hidratación, antipiréticos, antialérgicos y descanso, para aliviar los síntomas de la gripe. No obstante, lo mejor es prevenir y mantener un estado de salud óptimo para poder sobreponerse rápido y de manera segura a cualquier enfermedad viral.

¿Qué hacer?

Hidratarse con mucha agua, esto ayuda al organismo a deshacerse de las toxinas acumuladas. Beber mucho líquido ayuda a limpiar las vías respiratorias.

Para poder combatir las enfermedades virales del sistema respiratorio se debe mantener saludable y una buena opción es consumir vitaminas C, D y E; bien sea a través de los alimentos, o en la presentación farmacológica que desees.

En caso de sentir malestar de garganta puedes realizar gárgaras con agua tibia salada, mínimo dos veces al día. Esto ayudará a aliviar los síntomas de garganta adolorida e irritada.

Otra recomendación es incluir la ingesta de alimentos calientes como té, y caldos de pollo.

También se puede recurrir a inhalaciones con vapor o aceites esenciales, pues elimina la obstrucción y limpia las vías respiratorias. Incluso, se pueden realizar lavados nasales con solución fisiológica, solo debes aplicar varios cc de la solución salina en cada fosa nasal.

Inhalaciones con vapor

Para realizarlo de forma correcta debes colocar una olla con suficiente agua, dejar hervir y agregar aceite esencial de eucalipto o romero, o la rama en sí. 

Cuando empiece a hervir el agua, debes tomar una toalla y cubrir tu cabeza frente a la olla. Aspira poco a poco el vapor de agua por unos segundos y retira, repite el proceso un par de veces al día.

Recuerda que una vez realices este procedimiento debes evitar abrir la nevera o exponerte a corrientes de aire, por lo que se sugiere que se realice en la noche antes de ir a dormir.

 

D2001

Deja un comentario