¿Cómo limpiar los cubiertos para que duren más tiempo?

¿Cómo limpiar los cubiertos para que duren más tiempo?

Los cubiertos son un elemento fundamental en todas las casas, y puedes conseguirlo en diferentes materiales. Aunque son un elemento de uso diario, no se les presta la debida atención, dejando que se manchen y se deterioren.

En estas líneas te daremos algunos trucos para que puedas limpiarlos y así conservarlos como nuevos el mayor tiempo posible, hasta aquellos considerados una reliquia, porque han pasado de generación en generación.

Cuidados básicos

– Para devolverle vida a este tipo de cubiertos debes lavarlos con agua y jabón usando la parte suave de la esponja, salvo que exista un residuo más complicado y amerite el uso de cara áspera de la esponja. Aclarar con abundante agua y secar de inmediato con un paño limpio.

– Evita dejarlos escurriendo porque esto es posiblemente una de las causas de las manchas,

– Si al terminar de usarlos no puedes lavarlos, evita dejarlos en remojo porque esto los estropea.

– Trata en la medida de tus posibilidades de lavarlos siempre a mano, evitar el uso de lavavajillas y secarlos enseguida, sobre todo aquellos que tienen mango de madera porque absorben humedad.

– Si deseas devolverle su aspecto a los mangos de madera que se han ido desgastando con el uso, puedes pasar un algodón con aceite de oliva y problema resuelto.

– Para que el brillo de tus cubiertos se mantenga intacto por mucho más tiempo, nunca guardes los cubiertos mojados y evita roces o arañazos disponiéndolos de forma ordenada dentro de los cajones, y agrupados por tipo de cubierto. 

Acero

Los cubiertos fabricados en acero son los más comunes en las casas, pues son más resistentes al degaste, y mucho más económicos.

Aunque estén recién fregados, estas piezas muchas veces parecen estar sucias y se marcan con facilidad, pues con el uso y el paso del tiempo, ellas pierden su brillo natural.

Cuando esto ocurre puede optar por mezclar una parte de vinagre con tres de agua, humedecer un paño con este preparado y frotar cada uno de los cubiertos de acero, aclarar con agua y secar con un paño limpio.

Otra alternativa es luego de lavar tus cubiertos con agua y jabón, limpiar con un limón y luego secar con un paño limpio.

Plata

Para limpiar la cubertería de plata después de haberla usad, solo debe lavar con una esponja suave y jabón neutro.

Este tipo de cubiertos se manchan con mucha facilidad, y cuando pasan mucho tiempo guardados y sin uso, aparecen manchas muy características de este material; pero que con cuidado y paciencia se pueden eliminar.

Necesitarás crema de dientes y aplicar en cada uno de los cubiertos, frotar con un cepillo de dientes en desuso, retirar con abundante agua y luego secar con un trapo limpio.

En caso de recurrir al bicarbonato de sodio para lavar los cubiertos de plata debes lavarlos de forma normal con agua y jabón, aclararlos y secarlos con un paño. Después, colocar en un recipiente un par de cucharadas de bicarbonato de sodio y agregar agua poco a poco hasta formar una pasta; y con un paño o un cepillo de dientes, frotar cada pieza con la pasta. 

Retirar el preparado con abundante agua y con otro paño o algodón, sécalos y guárdalos en un lugar seco y oscuro para que se conserven en buen estado el mayor tiempo posible.  

Otra alternativa es colocar papel de aluminio en el fondo de un recipiente y agregar agua caliente y sal, luego introducir los cubiertos y dejarlos durante 5 o 10 minutos, retirar del agua y secar con un paño limpio.

También se recomienda humedecer con alcohol un paño suave y pasar a cada uno de los cubiertos, secarlos y guardarlos. Si decides aplicar este truco, puedes  utilizar guantes de tela para evitar dejar huellas y así guardarlos en perfecto estado hasta el próximo uso.

Deja un comentario