Sistema financiero

Sistema financiero

En un sentido general, el sistema financiero (sistema de finanzas) de un país está formado por el conjunto de instituciones, medios y mercados, cuyo fin primordial es canalizar el ahorro que generan los prestamistas o unidades de gasto con superávit, hacia los prestatarios o unidades de gasto con déficit. Esta labor de intermediación es llevada a cabo por las instituciones que componen el sistema financiero, y se considera básica para realizar la transformación de los activos financieros, denominados primarios, emitidos por las unidades inversoras (con el fin de obtener fondos para aumentar sus activos reales), en activos financieros indirectos, más acordes con las preferencias de los ahorradores.

El sistema financiero cumple la misión fundamental en una economía, de captar el excedente de los ahorradores (unidades de gasto con superávit) y canalizarlo hacia los prestatarios públicos o privados (unidades de gasto con déficit). Esta misión resulta fundamental por dos razones: la primera es la no coincidencia, en general, de ahorradores e inversores, esta es, las unidades que tienen déficit son distintas de las que tienen superávit; la segunda es que los deseos de los ahorradores tampoco coinciden, en general, con los de los inversores respecto al grado de liquidez, seguridad y rentabilidad de los activos emitidos por estos últimos, por lo que los intermediarios han de llevar a cabo una labor de transformación de activos, para hacerlos más aptos a los deseos de los ahorradores.

El sistema financiero venezolano se clasifica  principalmente en bancos universales y de desarrollo. Existen organismos reguladores del sistema financiero supervisan el cumplimiento de las leyes, así como de las normas emitidas por los propios reguladores del sistema financiero. Estas normas tienen por finalidad asegurar el buen funcionamiento de los mercados financieros, y al conjunto de ellas se le llama regulación financiera. Les hemos recomendado en oportunidades anteriores que debe trabajar con el banco de su preferencia, donde lo atiendan bien, para ello, en Venezuela, tiene bancos grandes, medianos y pequeños. Públicos y privados. Nacionales y extranjeros. Pero tenga siempre muy presente, trabajar con empresas formales, reguladas y supervisadas por el estado. No se deje tentar por ganancias fáciles o rápidas y bien que deposite o que tenga que pedir un préstamo, acuda siempre a bancos regulados. Al pedir préstamos en el mercado informal usted será víctima de usura, al contratar con una institución financiera, le van a cobrar tasas de interés razonables, con máximos fijados por el Banco Central, Venezuela cuenta con un sistema financiero, debidamente supervisado.

El contrato de seguro

Tener una póliza de seguro más que un gasto es una inversión, ya que de esa forma, usted protege su patrimonio, es decir su empresa y bienes de su familia. Un contrato de seguro, se trata del medio por el cual el asegurador se obliga, mediante el cobro de una prima, a resarcir de un daño o a pagar una suma de dinero al verificarse la eventualidad prevista en el contrato. El contrato de seguro puede tener por objeto toda clase de riesgos si existe interés asegurable, salvo prohibición expresa de la ley.

El contratante o tomador del seguro, que puede coincidir o no con el asegurado, por su parte, se obliga a efectuar el pago de esa prima, a cambio de la cobertura otorgada por el asegurador, la cual le evita afrontar un perjuicio económico mayor, en caso de que el siniestro se produzca. Al hacer su presupuesto familiar, debe tomar en cuenta el pago de sus pólizas de seguro, por una parte, para tenerlas al día y por la otra, para hacer la planificación de sus pagos. Recuerde, que en el caso de los pagos anuales, debe tratar de que no le coincidan todos al mismo tiempo y más bien que si coincidan en ese momento del año que usted sabe que va a recibir un ingreso extra o adicional.

El contrato de seguro es consensual; los derechos y obligaciones recíprocos de asegurador y tomador, empiezan desde que se ha celebrado la convención, aún antes de emitirse la «póliza» o documento que refleja datos y condiciones del contrato de seguro.

Al realizar un contrato de seguro, se intenta obtener una protección económica de bienes o personas que pudieran en un futuro sufrir daños.

Por interés asegurable se entiende la relación lícita de valor económico sobre un bien. Cuando esta relación se halla amenazada por un riesgo, es un interés asegurable.

En general se pueden asegurar todas las cosas corporales (carros, viviendas, negocios, etc.) e incorporales (perjuicios económicos, paralización de actividad, etc.), además se puede asegurar la vida y el patrimonio. Para que un bien  sea susceptible de ser asegurado debe cumplir con los siguientes requisitos:

Debe tratarse de una cosa corporal o incorporal.  La cosa debe existir al tiempo del contrato, o al menos al tiempo en que empiecen a correr los riesgos  La cosa debe ser tasable en dinero,  debe ser objeto de una estipulación lícita y debe estar expuesta a perderse por el riesgo que corre el asegurado. Sin lugar a duda, los seguros cumplen una función  económica y social importante, por lo tanto, trate de asegurar sus bienes o su vida, usted y su grupo familiar estarán más protegidos.

Mejorando su empresa

 El desarrollo organizacional de una empresa es un proceso complejo que lleva responsabilidades y riesgos que hay que asumir, por lo que es necesario contar con tecnología de dirección de punta para estar a la vanguardia, competir y adaptarse a los cambios del entorno de diferente índole. Actualmente muchas empresas grandes, han incorporado adecuadamente los avances tecnológicos y los sistemas de inteligencia empresarial permiten hacer frente, por una parte, a los retos que impone la globalización y los mercados cada vez más diversificados y competitivos y, por la otra, crear condiciones para la carrera, el crecimiento y desarrollo de su personal.

El enfoque de la organización inteligente corresponde a una concepción acerca de la administración y la organización, que enfatiza el aprendizaje y el cambio. A comienzo de la década de los 90 la idea de la organización inteligente fue madurando hasta consolidarse como una estrategia de intervención para el cambio organizacional a partir de los planteamientos de una serie de autores que coinciden en la necesidad de un aprendizaje organizacional como vía para procesar rápidamente mayores cantidades de información y responder a situaciones cambiantes del medio ambiente.

Dentro del enfoque de la organización inteligente se concibe a la organización como un organismo que entiende sus relaciones con el medio ambiente mediante un proceso de aprendizaje organizacional y toma decisiones inteligentes sobre lo que debería ser, a fin de funcionar en forma eficaz desarrollando un sistema que puede identificarse y cambiarse en forma tal que alcanza de manera óptima sus metas y objetivos. Se mantiene eficiente en el tiempo, se autocorrige y renueva, utiliza de manera efectiva sus recursos mediante una integración armónica entre las necesidades y deseos de sus miembros y su misión.

Los principios del enfoque de la organización inteligente son los siguientes: El aprendizaje organizacional es producto de un proceso colectivo. El saber individual está al servicio de la toda la organización. Un proceso de aprendizaje colectivo conlleva a un cambio del comportamiento organizacional y tiene lugar a través de la interacción de ellas.

Una organización aprende no sólo cuando alguien hace mejor el trabajo sino cuando, como resultado de ello, otros miembros actúan diferente. Se puede hablar de aprendizaje en el comportamiento organizacional únicamente cuando un cambio en el comportamiento de un individuo tiene un efecto en el de otros. La capacitación se traduce en aprendizaje individual pero no implica que la organización esté aprendiendo. El aprendizaje colectivo está enfocado a aumentar la competencia colectiva de los miembros perteneciente a una organización.

Cuando los individuos adquieren competencia colectiva se logra aumentar la productividad de la empresa mucho más, que la suma de las competencias individuales.

José Grasso Vecchio

twitter: @josegrasso

[email protected]

www.consultoresicg.com

Deja un comentario