¿Existen los trasplantes de huesos?

¿Existen los trasplantes de huesos?

Cuando se habla de trasplantes, nos vienen a la cabeza órganos como el corazón, el hígado o el riñón. Poca gente sabe que uno de los implantes más frecuentes es el de huesos. Estas intervenciones se practican, sobre todo, en personas que han sufrido accidentes de tráfico, cuando ha fallado una prótesis artificial y en pacientes oncológicos que padecen metástasis ósea o tienen un cáncer que invade una pieza concreta y es preciso reconstruir el vacío que queda al quitar el tumor.

Y, al contrario de lo que ocurre con los órganos, los huesos sí pueden conservarse a largo plazo, como explica Ignacio Sánchez del Campo, director del Banco de Huesos del Hospital Ramón y Cajal de Madrid: “Se mantienen congelados a -80 ºC durante un máximo de cinco años. Una vez guardados, hay que esperar al menos tres semanas para implantarlos, el tiempo necesario para que la congelación anule la posible respuesta inmune que podría producirse en el receptor”.

Gracias a este sistema, las personas que los reciben no necesitan tomar medicamentos inmunosupresores, como ocurre con los receptores de un corazón, por ejemplo, ya que su cuerpo no identifica la pieza que recibe como algo ajeno y no rechaza el injerto.

Los requisitos son los mismos que en el resto de órganos –no tener enfermedades infecciosas u oncológicas–, además de no sufrir dolencias reumáticas o no haber tomado durante mucho tiempo corticoides que hayan podido afectar a la masa ósea.

El Hospital Ramón y Cajal fue pionero en la conservación de estos tejidos a finales de los 80. Hoy, existe una treintena de bancos en España. "Nuestro centro también fue el primero en realizar el injerto de un hueso completo hace 30 años, una hemipelvis. Fue algo excepcional, ya que en estas intervenciones no suelen usarse piezas enteras", explica el doctor Sánchez del Campo.

Muy Interesante

Deja un comentario