Home 5 Opinión 5 Sentido de la política

Sentido de la política

La política existe para servir a la sociedad que la creó. No al revés. Es el orden natural de las cosas. Los seres humanos somos sociables, no podemos vivir solos, e imperfectos, por eso nos cuesta tanto vivir con los demás. Por eso creamos el poder y la ley. El fin de la sociedad, el sentido de la vida social es la búsqueda del bien común, con base en principios de solidaridad, subisidiaridad y justicia. Así, el humanismo será siempre superior al individualismo y alérgico al colectivismo, porque comprender a la persona en todas sus dimensiones, sin menospreciar ninguna.

Las personas se organizan y se movilizan según sus necesidades e intereses, que son múltiples, no únicos ni uniformes. Su conjunto muestra una rica diversidad, porque la forman personas naturalmente libres, en cuanto son autónomas, racionales y con vocación de trascendencia. La idea clave para comprender la sociedad es pluralismo.

Esa sociedad civil plural tiene la primacía. Fue primero y va antes que el poder. Creó la comunidad política a su servicio. Pero en su heterogeneidad, puede ser fragmentaria, ambigua e incluso contradictoria. De allí el papel del Estado, máximo nivel organizativo de la comunidad política, será establecer el marco normativo para la vida social e intervenir en ella cuando sea necesario a los fines del bien común. Eso nunca debe perderse de vista, los fines. El Estado será entonces, gerente y garante del bien común. Ese es su papel.

La intervención estatal es subsidiaria, suple la responsabilidad principal que es la de las personas en la sociedad que han formado y a sus iniciativas, las ayuda a realizar sus derechos. Las ayuda a llegar hasta donde no pueden. Subsidiaridad cuyo contexto es la solidaridad. Buscar lo que une, que existe y hay que descubrirlo, más allá de lo que divide, que es innegable. Encontrarnos con el enorme potencial de la cooperación.

Sobre estas premisas fundamentales, podemos comprender el sentido de la política que no es abolir la diversidad, sino operar en ella para armonizar y generar equilibrios, que no es crear problemas, como a veces pareciera su sino, cuando es al revés, resolverlos, de modo de contribuir a realizar el sentido de la vida social que es procurar el bien común.

En Venezuela, crucificada por problemas cuya anchura y profundidad los hace inescapables y cuya prolongación en el tiempo y agravamiento tiene características de crisis, esta reflexión es básica.

             

Ramón Guillermo Aveledo

Acerca Morella García

Compruebe también

Contra la descentralización

Quiso el constituyente de 1999 que el poder no fuera concentrado, aparte de la división ...