20.9 C
Maracay
jueves 25, julio 2024

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Ambientalistas exhortan a planificar jornadas de poda y tala para evitar efectos adversos

||| Rodolfo Gamarra

* Aves, reptiles, mamíferos e insectos, tratan de sobrevivir entre lo que queda de sus refugios y fuentes de alimento***

Para los que aman la naturaleza y su presencia dentro de los espacios públicos, el paisaje que se puede apreciar actualmente en la avenida Andrés Bello del sector Los Olivos de Maracay es, en palabras simples, desolador.

Árboles de hasta 40 años de edad quedaron reducidos a nada en cuestión de pocas horas.

Con la tala desaparecieron al menos 40 árboles de distintas especies, bajo el argumento de que representan un riesgo para la comunidad.

Cientos de aves, así como rabipelados, ardillas, insectos e iguanas, tratan de sobrevivir entre lo que queda de su ecosistema.

Enrique García, ambientalista y director de la asociación civil Sembramos Todos, calificó de “terrible daño”, lo que se generó en la flora y la fauna urbana del norte de Maracay. Consideró que las cuadrillas de Corpoelec, en la calle Soublette y avenida Andrés Bello de Los Olivos Nuevos, hicieron podas agresivas, “desmoches” y talas en los árboles, “lo que ocasionó un daño irreparable en la comunidad”.

García explicó, que “nadie está en contra del mantenimiento urbano, consideramos que es necesario que toda la vegetación que se encuentra debajo de las líneas eléctricas esté bien mantenida. No obstante, eso no significa que estemos de acuerdo que vaya a ser destruida una gran cantidad de árboles”.

El ecologista aseveró que no se puede seguir con estas acciones.

Destacó que hace unos pocos días se presentó una situación similar en la avenida Universidad, municipio Mario Briceño Iragorry. Allí, unas cuadrillas de una compañía contratada por Corpoelec ejecutaron las mismas acciones.

“Talaron unos árboles que no debían, hicieron podas agresivas, donde lo más probable es que los árboles que se mantienen terminen por caer o mueran en poco tiempo”.

DISEÑAR NORMAS

Una solución sugerida por el experto ambientalista, es crear normas que regulen la poda y tala.

“La normativa que está vigente es la que atañe a las líneas de alta tensión y las que están aquí son de 13 mil voltios, y eso no tiene norma, por lo que las cuadrillas actúan de forma arbitraria”.

Propuso la creación de una normativa clara y un manual de procedimientos para los trabajadores y empresas que ejecuten las podas y talas.

Igualmente, advirtió que aquellos que no cumplan con las regulaciones deberían ser sancionados.

ASUMIR RESPONSABILIDADES

García indicó que la persona responsable de estas decisiones tendría que ser destituida o presentar su renuncia, “ya que carece de conocimientos sobre el manejo del arbolado urbano”.

En este sentido, mencionó que los responsables de abordar esta realidad deberían ser las autoridades locales y regionales.

“Ellos tienen la facultad legal para intervenir en este asunto”.

Además, destacó que estas prácticas contradicen los objetivos planteados en el Plan de la Patria, así como en la lucha contra el “cambio climático”.

El experto criticó la idea de castigar a toda la vegetación de una zona por la caída de un árbol, lo que consideró un enfoque inadecuado e injustificado.

Hizo un llamado enérgico a las autoridades competentes para que intervengan y resuelvan esta acción, “que no puede quedar impune”.

DEBATE PÚBLICO
La situación en la avenida Universidad de MBI y en Los Olivos Nuevos del municipio Girardot, ha generado un debate público sobre la importancia de establecer normas claras y justas en cuanto a las podas y talas.

El objetivo es proteger el medio ambiente y promover un desarrollo sostenible en la región.

Los ciudadanos esperan que las autoridades tomen medidas urgentes para abordar esta situación y así evitar daños irreparables en el ecosistema local.

 

Fotos Rodolfo Gamarra

 

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES

error: Content is protected !!