21.3 C
Maracay
jueves 9, febrero 2023

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

La “Final de la Capital” se repite 36 años después a partir de hoy

|| César Méndez Campero

La última vez que Tiburones de La Guaira y Leones del Caracas se enfrentaron en esta ronda de la LVBP fue en la campaña 1986-1987

El estadio de la Ciudad Universitaria de Caracas o estadio de la UCV, se viste de gala a partir de esta noche para albergar la Gran Final de la temporada 2022-2023 entre sus dos inquilinos: Tiburones de La Guaira y Leones del Caracas. La llamada “Final de la Capital” se repite después de 36 años.

Tras un emocionante Round Robin, fueron los melenudos y los escualos los equipos que capitalizaron el ansiado boleto. Hace 36 años el Caracas barrió a La Guaira en 4 juegos, completando la gesta con el inolvidable no hit no run de Urbano Lugo Jr., que fue recibido por el legendario Baudilio Díaz, quien a su vez le había recibido una joya similar a Urbano Lugo padre. De esa forma, los melenas evitaron que los salados les emulasen como tricampeones de nuestra pelota.

TIEMPOS DE “GUERRILLA”

Una campaña antes, en la 1985-1986, los del litoral central despacharon a los melenudos en siete juegos para obtener su séptima diadema, segunda seguida y la última desde entonces. Solo una vez más volvieron los del litoral a pelear por el título y fue en la 2011-2012, pero fueron superados por los Tigres de Aragua en seis compromisos.

Aquellos Tiburones que dominaron la primera parte de la década del 80, eran conocidos como “La Guerrilla”, un formidable equipo que reunía a lo más granado de los infielders criollos de entonces: Luis Salazar, Norman Carrasco, Oswaldo Guillén, Alfredo Pedrique, Argenis Salazar, Gustavo Polidor. También tenían formidables outfielders en Raúl Pérez Tovar y Juan Francisco Monasterios, relevistas de lujo como Luis Mercedes Sánchez o Luis Lunar e importados de la talla de Odell Jones y Brian Clark.

MELENUDOS FAVORITOS

Los capitalinos se presentan como el gran favorito en esta batalla, dado el camión de leña con que cuentan, que les permitió regir casi de punta a punta la ronda regular y la semifinal de este curso, con exponentes ofensivos como los hermanos Oswaldo y Orlando Arcia, José Rondón, Harold Castro, Wilfredo Tovar y Freddy Fermín (quien se ausentó en la segunda fase), cargaron con el equipo de José Alguacil.

Los Leones lideraron en hits (582), anotadas (346), impulsadas (323), jonrones (58), slugging (.449) y OPS (.824) en la fase inicial de la campaña y en el Round Robin culminaron segundos en average colectivo y bajaron en varias estadísticas colectivas, pero fueron muy oportunos con el madero.

Durante la fase regular, el picheo caraquista fue un punto luminoso con 4.38 de efectividad (segunda mejor del circuito). En el Round Robin la historia fue completamente opuesta, tuvieron el peor porcentaje de carreras limpias (6.00), pero gracias al tórrido bateo, avanzaron hasta la Gran Final.

Al campo, los melenas tuvieron la mejor defensiva de la fase regular (.972) pero cayeron al penúltimo puesto en el Round Robin (.966). En 55 choques de la primera ronda Caracas incurrió en 43 pifias, mientras en la semifinal erró casi la mitad (20) en 16 desafíos. Un aspecto que tendrá que mejorar para esta Gran Final.

La llegada de los refuerzos Niko Vásquez, Alí Castillo y Silvino Bracho potenció al cuadro de la Capital. Ahora añadieron al abridor Mario Sánchez en el draft de adiciones para la final, con lo que mejoraron su necesitada rotación, en la que destaca el bigleaguer Jhoulys Chacín.

MAYOR BALANCE

El equipo que dirige Henry Blanco siempre estuvo entre los tres mejores de la fase eliminatoria. En la semifinal tuvieron algunos altos y bajos, pero resolvieron a la hora de la chiquita.

Capitaneados por Alcides Escobar y Danry Vásquez, los escualos combinaron juventud con experiencia en un cuadro repleto de talento, que vio pasar por un breve lapso a Ronald Acuña Jr. (aunque actuó como bateador designado) así como a Carlos Sánchez, Maykell García, Ehire Adrianza, Franklin Barreto o Wilson García. De ser sextos en promedio colectivo en la temporada regular (.284), encabezaron la semifinal con .299

El apartado de lanzadores fue consistente en el cuadro litoralense, tanto en la primera ronda como en la segunda, ocuparon el tercer lugar en efectividad (4.60 en la regular y 4.72 en el Round Robin), de hecho fue Ramón García Jr., un efectivo abridor (relevó en el último desafío), quien resultó electo Jugador Más Valioso de la semifinal.

La presencia de peloteros de jerarquía en el cuadro interior y el outfield le da a los Tiburones la gran ventaja de una sólida defensa, que de ocupar el cuarto puesto en porcentaje de fildeo en la eliminatoria (.974) pasó a ser la segunda más destacada en la semifinal (.975), acaudillados por el Guante de Oro Escobar. Los salados erraron al campo 54 veces en la ronda regular y en 15 ocasiones en el Round Robin, un número muy destacado, pues como se dice: La defensa gana juegos.

Angel Reyes y Balbino Fuenmayor, llegados vía draft para el Round Robin añadieron pólvora al lineup guairista, que ahora para la instancia decisiva optó por el abridor magallanero Erick Leal, por medio del draft de adiciones.

Hoy a las 7:00 de la noche los llamados “Rivales Modernos” de nuestra pelota encenderán las emociones de la Gran Final.

EN CIFRAS

35 temporadas, 36 años y poco más de 11 meses han transcurrido desde la última vez que se coronaron los Tiburones de La Guaira

12 campañas tienen los Leones del Caracas sin alzar el trofeo de la LVBP

EL DATO

El equipo que resulte vencido en esta Gran Final quedará relegado como el de la sequía más larga sin proclamarse campeón

POR SI NO LO SABÍAS

Estas divisas se han enfrentado en cinco oportunidades anteriores por el título de la LVBP, con balance favorable a los escualos 3-2

SALDO NEGATIVO

Los Leones del Caracas, divisa con más cetros en la LVBP ha conquistado la corona en 3 de las últimas 10 finales que ha disputado

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES

error: Content is protected !!