23.9 C
Maracay
martes 23, julio 2024

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Usos del agua oxigenada en casa

El agua oxigenada o peróxido de hidrógeno es un compuesto químico que se utiliza en la mayoría de los casos para limpiar y desinfectar las heridas.

Sin embargo, este líquido incoloro a temperatura con sabor amargo y de aspecto ligeramente viscoso, puede encontrase en concentraciones del 3, 9, 30, 35 y 50 por ciento diluida en agua.

Su uso se extiende mucho más allá de la limpieza de heridas y en estas líneas te contamos en qué labores de la casa te pueden ayudar.

¿Cómo usar el agua oxigenada?

A través de la oxidación, el oxígeno se encarga de desinfectar la zona afectada, y es por ello que el uso más popular es sin duda, limpiar y desinfectar las heridas.

En tal sentido, este producto aplicado directamente sobre la herida, destruye los gérmenes de forma eficaz por la acción del oxígeno.

También se puede utilizar para hacer gárgaras en caso de ser necesario. No obstante, esta práctica no es del todo recomendada, ya que, si se ingiere, puede producir quemaduras o irritación, tanto dentro del organismo como fuera.

De igual manera, algunas personas lo emplean en altas concentraciones para aclarar el pelo.

Incluso, el agua oxigenada también puede aplicarse como un tratamiento para eliminar los hongos de las uñas.

En acción

1. Sirve para quitar las manchas de tinta en tus prendas de vestir de colores claros. Solo debes humedecer una bola de algodón con agua oxigenada y aplicar sobre la mancha, previo a su lavado.

Este método se sugiere no aplicar en ropas de colores oscuros ni sobre lana o seda porque pueden dañar las piezas.

2. Mezcla una cucharada de agua oxigenada al 3% con una taza de agua y rocía las plantas. Esta preparación mata los hongos y previene posibles enfermedades en tus matas del jardín.

3. Para eliminar o remover las etiquetas de las superficies bastará con rociar agua oxigenada y dejar reposar mínimo 10 minutos, luego frotar ligeramente y ya debería salir el papel con facilidad.

4. Elimina residuos quemados en los fondos de las ollas, sartenes y cacerolas. Para ello, vierte una generosa cantidad de agua oxigenada al 3 % hasta cubrir todas las áreas quemadas y luego añade bicarbonato de sodio.

Déjalo reposar durante un par de horas para que la suciedad y lo quemado se levante.

5. Aplica agua oxigenada con un atomizador en las paredes de la ducha y deja actuar durante mínimo 10 minutos y luego limpia con un paño para que salga todo el moho que se acumula gracias al agua y el jabón utilizado diariamente.

6. Vierte una taza de agua oxigenada por el desagüe, deja reposar mínimo una hora y después deja correr agua caliente por el desagüe, con ello estimulas el paso de la suciedad y destaparás las cañerías. La recomendación es aplicar este método cada dos semanas para evitar que el drenaje se obstruya nuevamente.

7. Con una pequeña cantidad de agua oxigenada al 3 % aplicada sobre las herramientas oxidadas y frotando con un cepillo o estropajo de acero lograrás devolverle el brillo.

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES

error: Content is protected !!