20.9 C
Maracay
jueves 25, julio 2024

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Esto es lo que pasa si comes queso todos los días, según expertos

El queso, un alimento apreciado en diferentes culturas, es común en platos como fideos con queso, sándwiches, ensaladas y pizzas. Si bien es conocido por su elevado contenido en grasa, también proporciona proteínas, calcio, fósforo, potasio y vitamina B12, siendo importante para una dieta equilibrada. Sin embargo, ¿qué ocurre si se consume diariamente?

¿QUÉ PASA SI COMES QUESO TODOS LOS DÍAS?

Un beneficio destacado es que se podría alcanzar la ingesta diaria de calcio. Según las Guías Alimentarias de 2020-2025 para los Estadounidenses, los adultos deben consumir 1 gramo de calcio al día. La mayoría de los quesos son ricos en calcio, especialmente los quesos duros. Por ejemplo, una porción de 28 gramos de cheddar contiene aproximadamente 200 mg de calcio, mientras que la misma cantidad de brie contiene solo 52 mg.

El calcio no solo es esencial para el desarrollo y mantenimiento de huesos saludables, sino que también es importante en la circulación sanguínea y en las funciones musculares y nerviosas, según el Instituto Nacional de Salud (NIH). Un artículo de 2020 publicado en Food Science & Nutrition sugiere que comer queso rico en calcio puede proteger contra la obesidad, la hipertensión y la diabetes tipo 2.

Mientras tanto, los probióticos presentes en algunos quesos, como el suizo, el cheddar y el cottage, pueden ayudar a tener un intestino saludable. Un estudio de 2021 en la International Journal of Dairy Technology explica que estos probióticos producen ácidos grasos de cadena corta, esenciales para mantener el equilibrio ácido-base, absorber nutrientes y conservar la estructura y función del intestino. Sin embargo, el queso debe ser consumido fresco y sin cocinar para mantener sus propiedades probióticas.

El consumo regular de queso también podría influir positivamente en la salud bucal. Un estudio de 2022 en el Journal of Translational Medicine indica que el queso crea un ambiente más alcalino en la boca, lo que puede reducir las caries, inhibir la desmineralización de los dientes y fomentar la remineralización.

En términos de enfermedades cardiovasculares, el queso contiene aproximadamente un 60% de grasas saturadas. A pesar de la relación entre las grasas saturadas y el aumento del riesgo de enfermedades cardíacas, un estudio en Frontiers in Nutrition de 2022 destacó que no todas las grasas saturadas son iguales y que el consumo de queso entero podría reducir el colesterol total y el LDL (“colesterol malo”). De hecho, una revisión de 2022 en Nutrients mostró que el consumo regular de productos lácteos, especialmente fermentados como yogurt y queso, se asocia con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular.

DESVENTAJAS DEL CONSUMO DIARIO DE QUESO

Sin embargo, el consumo diario de queso también podría aumentar tu ingesta de sodio. El sodio se añade al queso para prevenir el crecimiento bacteriano y mejorar el sabor. Según la Asociación Americana del Corazón, el límite superior de ingesta diaria de sodio es de 2,300 mg por día, siendo idealmente menos de 1,500 mg. Los quesos, como el cheddar y el mozzarella, suelen ser más bajos en sodio comparados con otros, pero aun así, es necesario revisar las Etiquetas de Información Nutricional de cada producto.

Otra cuestión a considerar es la posible intolerancia a la lactosa. Si bien es común evitar los lácteos en caso de intolerancia a la lactosa, diversos quesos curados y duros, como se señala en un artículo de 2020 en el Journal of Translational Medicine, tienen bajos niveles de lactosa y por ende podrían ser consumidos sin problemas digestivos.

Para aquellas personas sin alergia a la proteína de la leche, disfrutar de queso todos los días es probablemente seguro y podría aportar beneficios significativos si se consume con moderación. Un estudio de 2022 en Cardiovascular Research sugiere que cantidades moderadas de queso y yogurt pueden ser protectoras contra enfermedades del corazón, con recomendaciones que indican 200 gramos de lácteos al día, aproximadamente una taza de yogurt o tres porciones de queso a la semana.

Las directrices generales del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) para una dieta de 2000 calorías diarias sugieren incluir tres porciones del grupo de lácteos. Una porción de queso podría equivaler a 42 gramos de queso duro, 28 gramos de queso procesado, 113 gramos de queso ricotta o 113 gramos de queso cottage.

Con información de Infobae

 

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES

error: Content is protected !!