21.7 C
Maracay
domingo 14, agosto 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Cómo enseñarle al cachorro a hacer sus necesidades

Los cachorros que hacen sus necesidades en todos lados de la casa pueden convertirse en un problema a futuro.

Antes que se vuelva un caos, puede ir preparando al perro a través de la enseñanza diaria a orinar y defecar en un sitio escogido.

Al principio no será fácil, si es muy cachorro tienes que estar consiente que es un bebé canino, hasta los seis meses de edad los perros no desarrollan control total de sus esfínteres. Así que ten paciencia y ve trabajándolo con cariño sin presionarlo.

A partir de las ocho semanas es cuando los cachorros comienzan a hacer sus necesidades en un lugar de concreto. Este es el momento idóneo para enseñarles.

Claves para enseñar a hacer sus necesidades

Paciencia

Debes entender que son cachorros y que no tienen control de sus esfínteres. Pero, también te decimos que esta es la mejor etapa para el aprendizaje.

Delimitar las zonas

Escoge el sitio donde tendrá permitido hacer sus necesidades. Puede ser uno o dos de la casa, eso depende del espacio que tengan en casa.

Supervisión

Acompaña al perro a la zona designada mientras este en el proceso de adaptación y se acostumbre.

Momentos de atención

Después de dormir, jugar y comer son los tres momentos más críticos y es cuando necesitan ir hacer sus necesidades.

Los veterinarios sugieren que los cachorros pueden aguantar a hacer necesidades un número de horas dependiendo de los meses que tenga.

Por ejemplo si tiene dos meses súmele una hora más, en total serías tres horas lo que pueden aguantar las ganas de orinar o defecar.

Premiar

Al principio del entrenamiento, se recomienda premiarlos después que haga sus necesidades, así entenderán que lo están haciendo bien y que van por buen camino.

Limpiar

Si el perro se equivoca y hace pis en otro lugar que no es el designando, debes inmediatamente limpiarlo antes que se quede ese olor en el sitio, usa una servilleta para absorba y levanta la caca con una servilleta.

Luego con detergentes no enzimático limpia a profundidad, la idea es que no quede el olor allí y el cachorro se confunda y vuelva a orinar en el mismo sitio. No utilices lejías ya que contiene amoniacal y los perros al olerlo pueden orinar encima.

 

Con información de Diario 2001

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES