29.9 C
Maracay
jueves 11, agosto 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Entérate qué pasa si no sacas a pasear al perro

No pasear al perro tiene consecuencias que incluso pueden repercutir en la salud, carácter y convivencia del animal.

No por casualidad expertos recomiendan que salgan a pasear diariamente o realicen ejercicios. Es importante que el propietario asuma responsablemente el bienestar de la mascota y ello implica llevarlo a pasear.

Pasear al perro

Sacar a pasear a un perro no es lo mismo que simplemente sacarlo a la calle para que realice sus necesidades básicas y vuelva a casa.

Estas mascotas necesitan salir y realizar actividades que le permitan mantenerse en forma y además compartir con el amo para mejorar su vínculo.

Expertos aseguran que compartir tiempo de calidad con el perro y realizar ejercicio es fundamental para que se desarrolle de manera correcta.

Por tanto, no sacar a pasear al perro supone muchas consecuencias negativas, que como señalamos anteriormente afectan la salud, el carácter, comportamiento y convivencia.

Bienestar

El paseo de la mascota es una necesidad, ellos son por naturaleza inquietos, y están siempre desplazándose y explorando su entorno.

Muchas personas pensarán que tener un patio o jardín es suficiente para que el perro esté feliz; sin embargo, esto no es completamente cierto, el animal necesita estimulación y ejercicios diarios, y esto lo logra mediante el paseo.

Pasear al perro le lleva a explorar su entorno mediante sus sentidos, le proporciona una estimulación mental que le mantiene activo, ya sea mediante el olfato, la vista, el oído, el tacto y el paladar.

Sacar a pasear el perro es necesario para que conozca cada día elementos nuevos, socialice, se ejercite y mejore su bienestar.

¿Qué pasa si no sale a la calle?

No sacarlo le perjudica directamente en su salud física y mental, así como perjudica la convivencia con él en el hogar.

Si un perro no sale a pasear fácilmente puede empezar a subir de peso de forma desmesurada, pues comerá más de lo necesario debido a la ansiedad o al aburrimiento y no quemará estás calorías extras, desembocando problemas como: obesidad, diabetes, debilidad muscular, dolores de articulaciones.

Por otra parte, no cubrir las necesidades físicas del perro acabará afectando su carácter.

Estar encerrado sin poder cansarse, implica que el perro acaba con un exceso de energía que lo llevará a estar frustrado, aburrido y fácilmente alterable ante los estímulos excitantes, como objetos en movimiento, ruidos o, gente y perros paseando por la calle.

Además, el exceso de energía que no puede redirigir en ninguna actividad física al estar encerrado en casa puede llevarlo a desarrollar múltiples problemas de comportamiento.

Entre los más comunes se encuentran: ladridos, romper objetos, micción y defecación inadecuadas, comer de forma excesiva, agresividad, inseguridad y protección del territorio.

Importante

Es fundamental entender que si el perro tiene un problema de comportamiento derivado de la falta de ejercicio, no será suficiente con reeducarlo para corregir la conducta.

Es necesario conocer si tiene su bienestar cubierto, es decir, se deben atender las necesidades esenciales de la mascota.

Recuerda que cada animal es un único y, por este motivo, no existe una rutina que sea estandarizaba a todos los perros, sino que dependiendo de factores como la raza, la edad o la condición física, cada perro tendrá sus necesidades específicas, las cuales es necesario conocer.

Sin embargo, todos deben salir diariamente entre 2 y 3 veces distribuidos a lo largo del día, dependiendo de la duración del paseo.

En cuanto al tiempo recomendado de paseo, este deberá ser entre 20 y 30 minutos dependiendo del número de paseos o, si por circunstancias puntuales, solo puedes sacarlo una vez al día, este deberá durar como mínimo una hora.

 

Con información de Diario 2001

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES