30.1 C
Maracay
martes 17, mayo 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Identifica si llegó la hora de cambiar tus almohadas

Almohadas, objetos para nuestra comodidad que funcionan también para adornar la cama. Pero, si te pones a pensar, ¿desde cuando tienes tus almohadas?, seguramente hace tanto tiempo que ni te acuerdas de cuánto tiempo llevas con ella.

Lo más seguro es que acostumbres a cambiar su funda con regularidad, pero te contamos que con solo eso, no será suficiente para mantener unas almohadas efectivamente higiénicas.

Así como lo lees. Las almohadas, según los expertos, deben lavarse de 2 a 3 veces al años, para que estén aptas para su uso, y evitar enfermedades.

¿Cuándo reemplazar las almohadas?

Michael Silva-Nash, vicepresidente ejecutivo de Molly Maid, nos orienta para saber cuándo debemos cambiar las almohadas. Él asegura que lo recomendable es no permanecer con una almohada más de un año, pero si aún tienes dudas de cuándo adquiriste tus almohadas, él indica que la prueba para saber si están aptas o no, es doblarlas por la mitad, y si la almohada no recupera su forma original, es el momento de reemplazarlas.

De igual modo, asegura que si la almohada sí regresa a su forma inicial, pero presenta algún tipo de olor a moho, también es recomendable desecharla.

Pero si eres de las personas que no desea cambiar sus almohadas cada dos años, podrás lavarlas para seguir usándolas un poco más de tiempo, aunque no es lo recomendado.

Lavado de almohadas

Antes que nada, debes saber que existen gran variedad de almohadas, y cada una de ellas requerirá de un tipo de lavado diferente. Existen almohadas naturales, sintéticas, de látex, de plumas y viscoelásticas. Algunas se deberán lavar a mano, mientras que otras sí podrás meterlas a la lavadora. Lo importante es saber que todas se deberán lavar con agua fría y nunca en seco.

De plumas

En esta categoría existen plumas naturales y sintéticas. Las naturales no se recomienda lavar, mientras que las sintéticas las puedes lavar en lavadora, sin ningún problema. Deberás hacerlo en el ciclo delicado, y deberá superar los 40 grados de temperatura. Culmina con un centrifugado a baja velocidad.

De látex

Estas deberías lavarlas a mano. De igual modo, cada marca deberá traer ñas indicaciones de cómo lavarlas. Realiza el lavado con agua fría y detergente suave. Sumerge la almohada en el agua y evita en la medida de lo posible, frotarlas. No la dejes mucho tiempo en remojo. Una vez limpia, sécala al aire libre y a la sombra.

Viscoelásticas

Este es uno de los tipos de almohadas que no deberías lavar. Al hacerlo puede perder sus propiedades.

Si por algún accidente se mancha, podrás lavar la superficie manchada con agua fría y jabón suave, siempre a mano. Seca al aire libre. Para este tipo de almohada que no se puede lavar, lo recomendable es usar doble funda.

D2001

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES