29 C
Maracay
miércoles 25, mayo 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

¿Cuándo cambiar las almohadas?

Las almohadas o cabeceras son una pieza esponjosa en la que se apoya la cabeza durante el descanso. Son esa pieza que se coloca sobre el colchón, en la parte superior de la cama y se viste a juego con ésta.

Para muchas personas una almohada no es más que un accesorio para vestir la cama, para otros es una herramienta fundamental para el descanso. Cualquiera sea tu caso, debes saber que no basta con cambiar las fundas o forros, es necesario cambiarlas con periodicidad.

¿Qué hacer con las almohadas?

Por cuestión de higiene no solo debes cambiar los forros, también debes lavar las almohadas muy seguido, e incluso botarlas y reemplazarlas por unas nuevas.

Estas piezas acumulan polvo, manchas y sudor, y por consiguiente, se vuelven un nido de bacterias, hongos y ácaros que terminan perjudicando la salud de quienes las utilizan.

Todos estos entes que hacen vida en las almohadas son dañinos, pero especialmente los ácaros que se alimentan de las células muertas de la piel, por lo que pueden vivir en ellas por períodos extensos y causar grandes males en el ser humano.

Para disminuir un poco el mal de estos bichos y evitar alergias y otras afecciones en el sistema inmunológico, se sugiere cambiar los forros de las almohadas mínimo cada dos semanas.

Lavarlas

Otra alternativa para frenar el daño y enfermedades que causan los ácaros es lavarla de dos a tres veces al año, es decir, cada tres a seis meses.

Es importante que antes de proceder a lavarlas revises su etiqueta y verifiques el tipo de lavado que le puedes hacer, si requiere agua fría, si se debe lavar al seco, meter a la lavadora, etc.

Cuida todos esos detalles del lavado y cómo secarla para que puedas darle mayor tiempo de uso posible.

Botarlas

Las almohadas no tienen un tiempo de vida útil específico, sin embargo, aunque no existe una fecha estándar, los especialistas sugieren que lo mejor es cambiarlas cada dos años porque pasado ese lapso se deterioran y deforman los materiales, y además, por una cuestión de higiene.

Otros expertos sugieren doblar la almohada por la mitad, si no recupera su forma inicial, es el momento de botarla y reemplazarla por una nueva.

De igual manera, si huele mal, tiene moho, comienza a perder el relleno o aparecen manchas y bultos, es el momento de desecharlas.

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES