21.2 C
Maracay
miércoles 29, junio 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Conoce el perifollo y aprende a conservarlo

El perifollo (Anthriscus cerefolium) es una hierba casi parecida al perejil de hoja plana, pero tienen ciertas características que la distingue.

Pero, antes te contamos un poco más de su origen, proviene del sur de Rusia  y el Medio Oriente se conoce que los isabelinas en un principio la usaban con fines medicinales, sin embargo les gustó tanto su sabor que lo cultivaron.

La diferencia más notoria es su sabor anisado y tiene un aroma que lo distingue entre otras variedades de hierbas. Aunque no es muy conocida por muchos, posee un valor culinario que realza los sabores en el plato.

Cómo se puede aprovechar en la cocina

Sus hojas se emplean para dar sabor a las omelettes y puede enaltecer cualquier plato a base de huevo.

En cantidades pequeñas también resalta el aroma de otras hierbas y, como la mayoría de éstas, es mejor agregarla fresca y picada, al final, para evitar que pierda su sabor.

El perifollo seco tiene menos sabor de modo que es mejor usarlo sobre los platos ya preparados.

Conozca cómo cultivarla

Se puede sembrar en el jardín o una maceta. Es una planta anual, pero lo más recomendable es tenerla en la sombra en temporada  donde el calor es fuerte y debe tener un suelo bien drenado.

Puede alcanzar de 20 a 30 cm de altura, requiere ser plantado a intervalos. Lo primero es colocar las plantas germinadas a una distancia de 15 a 23 cm entre cada una, cuando alcanzan de 5 a 7 cm., pódelas a nivel de la raíz para promover el crecimiento.

Cuando la planta tenga los 10 cm., y antes de la florescencia puede recoger las hojas, esto puede ser a los dos meses de la siembra.

Maneras de almacenarlo

1 Guárdelos en manojos en una bolsa plástica, rocíeles agua, llénela de aire y átela. Coloca dentro de la nevera, de esta manera puede durar dos días.

2 Para conseguir el perifollo seco tienes que colgar manojos hacia abajo en un lugar fresco y ventilado.

Déjalo hasta que las hojas estén quebradizas, sepáralas del tallo y almacénalas en un recipiente. Coloca en un lugar oscuro. Utilícelo en un plazo no mayor de 2 meses.

3 Cómo congelarlo, lava las ramas y sécalas con papel de cocina. Desprenden las hojas del tallo y pícalas. Colócalas en una cubeta, cúbrelas con agua y congela. Puede usarlo antes de 6 meses.

Con información de Diario 2001

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES