23.9 C
Maracay
martes 9, agosto 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Parásitos frecuentes en los perros

Los parásitos son relativamente frecuentes entre los perros por lo que se debe tener un control veterinario apropiado para poder tratarlo de la mejor manera posible y evitar complicaciones en el animal.

En líneas generales el tratamiento de parásitos consiste en aplicar un antiparasitario, y aunque también hay remedios caseros que ayudan a eliminarlo, se recomienda siempre consultarlo con el veterinario.

Parásitos en los perros

Los parásitos internos más comunes que pueden afectar a nuestras mascotas son:

– Gusanos del corazón (Dirofilaria immitis)

– Áscaris o gusanos redondos

– Tricúridos o gusanos látigos

Cuando los perros tienen parásitos presentan diferentes síntomas dependiendo del tipo de parásito.

Estos pueden experimentar diferentes patologías, pero las más comunes son decaimiento, vómito, diarrea, vientre hinchado, sangre en las heces, entre otras.

Conócelos

– Los gusanos del corazón son un riesgo emergente para los perros que viven en los países de Europa del Sur y del Este. El cambio climático favorece este tipo de parásitos, ya que estos gusanos se transmiten a través de los mosquitos.

Una vez que maduran, viven en el corazón y en los vasos sanguíneos grandes de los pulmones.

– Los áscaris son los nematodos o gusanos redondos más frecuentes en el interior del organismo de los perros.

Los perros infectados liberan los huevos de áscaris microscópicos a través de los excrementos. Estos se pueden transmitir a otros perros que se traguen los huevos al olisquear o lamer un suelo o sustancia con restos de heces.

Por otro lado, es probable que un perro esté infectado desde nacimiento o que la madre se infectara tras dar a luz y transmitiera los parásitos a sus cachorros durante la lactancia.

– Los tricúridos, también llamados gusanos látigo por su forma. Estos viven en la zona donde se junta el intestino delgado y el grueso, se fijan a las paredes del intestino y se alimentan de sangre.

El perro puede tragar huevos de tricúridos del suelo o de otras superficies con heces de perro e infectarse.

También puede suceder en caso de que coma hierba, raíces de la basura o juegue con juguetes que han estado en contacto con superficies contaminadas.

¿Qué hacer?

En primera instancia se recomienda consultar con el veterinario para que le evalúe y le recete el antiparasitario que se adapte al parásito que le esté afectando.

La pastilla antiparasitaria es el método de desparasitación interna más eficaz y suele administrarse cada 3 meses.

De igual manera, conviene mantener un control de vacunas que permitan que el animal esté protegido y así favorecer su calidad de vida.

 

D2001

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES