24.9 C
Maracay
sábado 24, septiembre 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

¿Qué relación existe entre el color del pelo del gato y su sexo?

El pelo del gato puede crecer en un tiempo proporcional a la longitud final, y puede estar entre 0,25 y 0,30 milímetros diarios. Además, pueden tener entre 800 y 1.600 pelos por centímetro cuadrado de su cuerpo, reuniéndose en grupos de 10 o 20 pelos.

Toda esta información es manejada a nivel científico, pero además, sabías que el tipo de pelo y su coloración son determinadas por dos pigmentos originarios de la tirosina.

La eumelanina (pigmento marrón-negruzco) y la pheomelanina (pigmento amarillo-rojizo-tostado); es decir, que el pelo será de un determinado color dependiendo del pigmento que tenga y la cantidad de melanosomas, su volumen y su disposición.

Como ocurre con los humanos, esto viene dado a través de la genética, la cual también te permite saber si algunos gatos son macho o hembra solo con mirar el color de su pelaje.

Más detalles sobre el pelo del gato

En los gatos, el color del pelo es una característica que viene ligada a los cromosomas sexuales.

Un estudio realizado por José Manuel López Nicolás, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Murcia, señala que, los gatos tienen dos cromosomas sexuales: el X es aportado por la madre y el padre puede aportar el cromosoma X o el Y.

De esta forma, y al igual que los humanos, un gato con cromosomas XX es hembra y un gato con cromosomas sexuales XY es macho.

Los gatos solamente tienen dos pigmentos que dan color al pelaje: rojo (fhaeomelanina) y negro (eumelanina). La ausencia de ambos da lugar al color blanco, es decir, que el gato blanco no es de un color como tal, sino que es ausencia de color, y esta ausencia puede ser total o parcial.

¿Macho o hembra?

En los gatos, el gen para el color naranja está ubicado en el cromosoma X y puede tener un alelo, una modificación concreta en su función y originar el color negro.

La única forma de que ambos alelos se den juntos y combinados con blanco es que haya dos cromosomas X, es decir, que sea una gata.

Por su parte, los machos solo tienen otro color además del blanco. Ellos podrán tener solo uno de los dos colores, negro o naranja.

En el caso del color blanco dependerá de otro cromosoma, el S, que puede aparecer en gatos machos y hembras. Por eso, un macho podrá tener dos colores: blanco- negro; o blanco-naranja; pero nunca o casi nunca, tres.

Conclusión

Cuando veas un gato con tres colores distintos, puedes apostar con casi el 100% de seguridad que se trata de una hembra.

Esta es una regla casi exacta, si el gato tiene tres colores es una hembra. Solo uno de cada tres mil gatos tricolores es macho, y la inmensa mayoría de ellos son estériles, señalan estudiosos de la materia.

Los machos pueden tener uno o dos colores en su pelaje, pero la combinación de tres tonalidades es casi exclusiva de las hembras.

 

Con información de Diario 2001

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES