21.2 C
Maracay
domingo 2, octubre 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Insuficiencia renal en los gatos, una afección común

La insuficiencia renal es una afección que provoca que los riñones pierdan la capacidad de eliminar los desechos y equilibrar los fluidos.

Es decir, significa que los riñones ya no funcionan lo suficientemente bien como para realizar estas funciones, y si no se tratan oportunamente y de la manera correcta puede presentar otros problemas de salud.

Si tienes gastos en casa, debes estar muy atento con esta patología porque es bastante común entre los mininos.

¿Cómo afecta la insuficiencia renal a la mascota?

Esta es una enfermedad que avanza sin parar y provoca daños irreparables, de manera que el gato no muestra síntomas hasta pasados unos meses, y ya puede incluso estar en un nivel de gravedad.

Expertos señalan que este es un problema frecuente en los felinos y puede estar relacionado con la vejez, por lo que es fundamental mantener consultas veterinarias periódicas para cuidar la salud del animal.

Causas

Entre las principales causas de esta patología se encuentran los quistes por causas genéticas, tumores en riñones u órganos circundantes, glándulas suprarrenales, enfermedades autoinmunes, cálculos renales o trastornos circulatorios.

También puede relacionarse con peritonitis infecciosa, a causa de sustancias tóxicas ingeridas, o por una alimentación desequilibrada con un alto contenido de fósforo.

Síntomas

Pueden presentarse de manera repentina y los más comunes son:

– Debilidad, cansancio y fatiga.

– Inapetencia.

– Pérdida de peso.

– Dolores intensos en el abdomen.

– Vómitos.

– Diarrea.

– Molestias neurológicas.

– Pelo sin brillo.

– Aumentan las ganas de orinar.

– Deshidratación.

– Retención de líquido.

– Hipertensión.

– Halitosis.

Diagnóstico

Un examen de sangre revelará un aumento de la creatinina y la urea, que son los productores de desecho que se elimina a través del riñón. Esto junto con el análisis de orina en la que se observe una disminución de su densidad será lo necesario para el diagnóstico.

En algunas ocasiones, se pueden realizar radiografías o ecografías para constatar si la causa es cálculos renales. También el chequeo de la presión arterial puede revelar que existe algún problema.

Tratamiento

Una dieta especial es clave para mejorar la calidad de vida del gato. Para ello se deben reducir los metabolitos tóxicos del cuerpo y compensar las deficiencias de electrolitos y vitaminas.

El veterinario será quien te oriente sobre los cuidados específicos que debes tener con la mascota, no solo con respecto a su dieta, sino las medicinas que pueda necesitar.

 

Con información de Diario 2001

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES