25.3 C
Maracay
sábado 15, junio 2024

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

La sal como aliada en la limpieza de la casa

La sal no solo es un ingrediente fundamental en la cocina, también se ha empleado durante años en la limpieza del hogar, sobre todo, para eliminar las malas energías.

Cabe acotar que, no es el único uso que se le puede dar, este producto puede convertirse en tu aliado en el hogar, porque te ayudará a eliminar las manchas difíciles, ahuyentar las hormigas, entre otros.

Independientemente de cuáles sean tus necesidades en materia de limpieza en el hogar, te contamos cómo este ingrediente se puede utilizar.

¿Qué pasa si limpio con sal?

Según las abuelas, prácticamente todo lo que se tiene en casa se puede limpiar con sal, y con una ayuda extra, es decir, combinándola con otros ingredientes para mejores resultados.

Es decir, este ingrediente es muy efectivo porque absorbe el agua por lo que ayuda a eliminar las manchas, acabar con la grasa y hasta desinfectar los espacios.

Con este producto que no falta en las despensas puedes ahorrar incluso algo de dinero, pues es mucho más económico que los productos de venta comercial especializados en la limpieza.

En acción

– Espolvorear sal encima de los utensilios de hierro de la cocina, dejar reposar durante un par de horas y luego lavar como de costumbre, ayudará a sacra la grasa.

– Preparar una pasta de vinagre blanco y sal y luego verter por el drenaje del fregador previene que se acumule grasa y mal olor.

– Añadir en un tobo agua tibia y media taza de sal y trapear el piso de toda la casa. Con ello conseguirás desinfectar y hasta desmanchar el suelo.

– Rociar sal en los sartenes quemados y frotar con un trozo de papel, después enjuagar con agua y lavaplatos para eliminar las manchas incrustadas.

– Colocar en diferentes espacios de la casa como, por ejemplo, puertas y ventanas para repeler las hormigas.

– Lavar las cortinas de la ducha con agua con sal evitará que la pieza se llene de hongos a causa de la humedad.

– Mezclar sal con harina y vinagre o limón, y frotar los objetos de cobre para devolverle el brillo a estas piezas.

– Realizar una solución concentrada de agua con sal y luego sumergir las velas durante una hora, retirar, secar y encender. Con este truco evitarás que las velas se consuman tan rápido.

– Tomar un papel encerado, espolvorear sal y luego pasa la plancha a temperatura máxima sobre ésta para limpiarla y así evitar que se pegue y manche la ropa.

 

 

 

 

Con información de Diario 2001

 

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES

error: Content is protected !!