22.7 C
Maracay
martes 18, junio 2024

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Alarga la vida útil de tu freidora de aire limpiándola correctamente

Cada día tenemos más conciencia de cuidar nuestra salud, y es aquí donde entra en juego la freidora de aire. Las ventas de este electrodoméstico,  aumentaron un 400% después de la pandemia. ¿Su ventaja? Cocinar más rápidamente los alimentos, con menos consumo de grasas y de forma más sana.

La freidora de aire está concebida para obtener resultados parecidos a una freidora tradicional, pero sin el uso de grasas saturadas para su preparación. Esta ventaja las ha convertido en uno de los electrodomésticos preferidos en la actualidad.

Pero de qué vale tener este artefacto si no lo cuidamos adecuadamente. Alarga su vida útil y dale el mantenimiento adecuado, lavándolo correctamente.

Lavado de la freidora de aire

Como toda freidora u horno, va acumulando restos de comida y grasa, por lo que dejar esos depósitos traerá más inconveniente a la hora de su limpieza. Por ello, lo recomendable es limpiar la freidora en cada uso.

Lugo de que enfríe, pasa una esponja jabonosa suave para retirar restos de grasa y luego un paño absorbente con agua y listo. Ya tienes tu freidora lista para otro uso.

Pasos para una limpieza profunda

Si no has tenido tiempo de limpiar tu electrodoméstico luego de cada uso, seguramente presentará partes pegajosas llenas de grasa y residuos de alimentos. Para eliminarlo deberás hacerle una limpieza profunda paso a paso.

Comienza por desenchufar el artefacto. Siempre que vayas a manipular un aparato que trabaje con electricidad, lo recomendable es eliminar la toma de corriente. De este modo te asegurarás de no ocasionar ningún accidente domestico durante su manipulación.

Extrae todas las piezas desmontables. Si acabas de cocinar, espera a que enfríe en su totalidad antes de su limpieza.

Lava las piezas con agua tibia y jabón. Si la suciedad está muy pegada puedes agregar el agua jabonosa dentro de la cesta y dejarla remojar un par de horas. Transcurrido el tiempo, enjuaga todo muy bien con una esponja suave para no dañar el material del electrodoméstico.

Restos

Siempre cabe la posibilidad que algunas manchas o restos de grasa no salgan fácilmente cuando se han dejado acumular. Para estos casos puedes ayudarte de un pasta de bicarbonato para un mejor resultado.

Mezcla agua con bicarbonato hasta obtener una masa suave. Aplica con un cepillo de cerda suaves y frota suavemente. El bicarbonato no dañará la superficie y eliminará el olor residual de comida.

 

 

Con información de Diario 2001

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES

error: Content is protected !!