27.4 C
Maracay
jueves 19, mayo 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Soberanía

||Ramón Guillermo Aveledo

Mucho se habla de soberanía. En discursos y proclamas patrióticas, desde las altas cumbres oficiales hasta la modesta representación escolar, también en la propaganda política o antipolítica. Soberanía nacional, soberanía popular, soberanía económica, soberanía alimentaria.

La Constitución, desde su artículo 1 la menciona varias veces y con significados diversos que son complementarios. La soberanía es un “derecho irrenunciable de la Nación”, igual que independencia, libertad, inmunidad, integridad territorial y autodeterminación. Más adelante, su artículo 5, pauta que “La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo” que la ejerce directa e indirectamente en las formas consagradas en la Constitución y la ley y “por los órganos que ejercen el Poder Público” y el 11 la “soberanía plena” sobre el territorio.

La soberanía, tema tan difícil y discutido como importante y complejo, histórico -político en su raíz, devino jurídico pero su base es filosófica. Es facultad estatal de auto obligarse y auto regularse. En lo interno es supremacía y en lo externo soberanía. Ese gran poder, sin embargo, no es absoluto, pues al pertenecer al pueblo y administrarse en su nombre, está organizado y regulado al servicio de éste. Por lo mismo son inseparables las nociones de soberanía y sujeción al Derecho. El del Estado es un poder limitado. Limitado por la realidad, por las normas que él mismo dicta y por la conveniencia de las personas y sus comunidades. Limitado y dirigido al servicio de la gente.

Para conceptos de tal trascendencia no basta su formulación teórica. Necesitan ser tangibles en la vida, como realidades prácticas y como propósitos que comprometen la acción pública y ciudadana.

Por ejemplo ¿Qué significan hoy soberanía, integridad territorial e incluso libertad para los habitantes de Barrancas del Orinoco, Puerto Páez o sin ir tan lejos, de los barrios capitalinos? ¿Siente que la soberanía reside en el pueblo, es decir en él o ella, ese ciudadano para quien “no vale la pena” votar o quien votó y fue irrespetado?

En cualquiera de sus acepciones, la soberanía implica poder y como es de lógica elemental, también responsabilidad. Poder y responsabilidad van juntos. Poder que en un Estado de Derecho nunca es absoluto, autoridad al servicio de unos fines que son los del bien común. Responsabilidad ante las personas y las comunidades que libremente forman, como es propio de ese gobierno responsable del artículo 6 constitucional.

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES