23.5 C
Maracay
jueves 26, mayo 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Consejos para un corazón saludable

Las enfermedades cardiovasculares del corazón se mantienen como una de las principales causas de muertes y discapacidad. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que, para el año 2030, 23,6 millones de personas morirán por una enfermedad cardiovascular.

Los trastornos del ritmo cardiaco, como pueden ser las arritmias, son unas dolencias comunes que se deben atender a tiempo para evitar males mayores. Se trata de un problema que ocurre cuando los impulsos eléctricos que coordinan los latidos cardíacos no funcionan adecuadamente, lo que hace que el corazón lata demasiado rápido, demasiado lento o de manera irregular.

Precisamente, dentro de esas arritmias, la más común es la fibrilación auricular, que se caracteriza por un ritmo cardiaco irregular que afecta las cámaras superiores (aurículas) del corazón. Esta impide que la sangre se bombee de manera eficiente al resto de tu cuerpo. Además de que puede provocar coágulos de sangre en el corazón.

De hecho, según información publicada por la Clínica Mayo, la fibrilación auricular aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca y otras complicaciones relacionadas con el corazón. De ahí que sea una causa común de hospitalizaciones, morbilidad, mortalidad y costos en atención médica, advierte la institución. “Aunque la fibrilación auricular en sí misma no suele poner en riesgo la vida, es una afección médica grave que requiere un tratamiento adecuado para prevenir un accidente cerebrovascular”.

Cabe destacar que algunas personas con fibrilación auricular no saben sobre su condición hasta que se descubre durante un examen médico. Mientras que otras experimentan síntomas como falta de aire, fatiga, mareo, palpitaciones y dolor en el pecho.

¿Cómo tratarlo?

Afortunadamente, hay diversas formas de tratar este trastorno. Entre ellos, dispositivos implantables que ayudan a regular el ritmo del latido cardiaco, como un marcapasos, un desfibrilador automático implantable o un dispositivo de terapia de resincronización cardiaca.

De la misma forma, hay medicamentos efectivos que ayudan a disminuir el riesgo de apoplejía o de coágulos sanguíneos en personas que padecen fibrilación auricular, además de los que se usan para el control de la frecuencia cardiaca y que ayudan a recuperar el ritmo normal del corazón.

También hay varios procedimientos médicos que ayudan a normalizar los latidos cardiacos. Entre ellos, la crioablación, en la que se congela el área afectada, creando tejido cicatricial; ablación con radiofrecuencia, que utiliza calor para eliminar la zona problemática; y la cardioversión, en la que se hace una descarga eléctrica al corazón o con medicamentos para restaurar el ritmo cardiaco normal. Además de la ablación con catéter, un procedimiento mínimamente invasivo que puede utilizarse antes que la medicación o cuando esta no logra controlar el ritmo cardiaco.

Algunos consejos para un corazón saludable

– Mantener hábitos saludables, como llevar una dieta equilibrada que incluya frutas y verduras, alimentos ricos en fibra, carnes magras, pescado y grasas no saturadas como aceite de oliva. Reduce el consumo de alcohol y cafeína.

– Ejercitarse con regularidad, por lo menos por media hora.

– Maneja efectivamente los niveles de estrés.

– Evitar hábitos dañinos como fumar o beber alcohol en exceso.

– Controlar la presión arterial y, si tienes hipertensión, seguir las recomendaciones médicas y tomar los medicamentos.

– Controlar los niveles de colesterol malo y de ser necesario tomar los medicamentos recetados para bajarlo.

 

Con información de El Nacional

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES