21.4 C
Maracay
lunes 27, junio 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

¿Cómo garantizar el aporte de vitaminas en los niños?

Las vitaminas juegan un papel importante en el desarrollo de los niños, estas sin darnos cuenta forman parte de nuestro día a día.

Se define como vitaminas a las moléculas orgánicas imprescindibles para los seres vivos en forma de micronutrientes, ya que al ingerirlos en la dieta de forma equilibrada y en dosis esenciales, promueven el correcto funcionamiento fisiológico y del metabolismo.

Ellas constituyen un grupo heterogéneo de sustancias naturales que tienen en común que su presencia resulta necesaria para que los organismos vivos desarrollen sus funciones vitales adecuadamente.

Las vitaminas

Estas intervienen de forma directa o indirecta en múltiples y complejos sistemas de reacciones químicas que se producen dentro de los seres vivos.

Por lo general se nombran con letras del abecedario y por una de sus propiedades se han separado en dos grupos: las que se disuelven en grasas (liposolubles): A, D, E, K y F, y las que se disuelven en agua (hidrosolubles): B y C.

Cabe acotar que una alimentación sana y variada, junto con una exposición solar razonable, garantiza el aporte de todas las vitaminas que se necesitan.

De interés

Aunque los requerimientos diarios de vitaminas son mínimos, la importancia de estas sustancias radica en que el organismo no las puede fabricar.

Es por ello, que se depende directamente de lo que se consume a través de los alimentos, los suplementos, o de que nos expongamos al sol, como en el caso de la vitamina D.

Debes tener en cuenta que como ningún alimento contiene todas las vitaminas necesarias, es fundamental que la dieta de los niños sea obligatoriamente variada y así el cuerpo funcione correctamente.

Otro punto a tomar en consideración es creer que las vitaminas aumentan el apetito de los niños.

El apetito no se modifica por la administración de vitaminas, los medicamentos que sí producen este efecto no aportan ningún nutriente esencial al organismo, sino que simplemente provocan una sensación «artificial» de ganas de comer, además, de ganas de dormir, en quienes los reciben.

Carencias

La falta casi absoluta de vitaminas puede dar lugar a enfermedades tales como, el escorbuto (falta de vitamina C); la pelagra (falta de vitamina B1); o el raquitismo (falta de vitamina D).

Además, el déficit de vitamina A no solo produce ceguera, sino que es causa de importantes problemas inmunitarios responsables de numerosas muertes infantiles.

Reseñan diferentes medios web que en los últimos años la OMS y UNICEF vienen llevando una campaña mundial de administración de esta vitamina a la población infantil y a las gestantes en los países donde abunda la malnutrición y resultan más afectados de esta carencia alimentaria.

En exceso

El exceso de aporte de vitaminas puede provocar también enfermedades, pues quedan retenidas acumulándose en el cuerpo.

Los casos más comunes ocurren por la intoxicación de vitamina D y vitamina A.

Entre los posibles efectos de una sobredosis de vitaminas se encuentra piel seca y áspera, labios agrietados, pérdida de cabello, irritabilidad, dolor de cabeza, enzima hepática alta en la sangre o enfermedad hepática.

Una sobredosis más grave puede provocar problemas digestivos como vómitos, por ejemplo.

La voz del experto

Especialistas sugieren que es preferible que todo el aporte de vitaminas en los niños se dé a través de una alimentación balanceada.

Las vitaminas están en los alimentos y una dieta variada que incluya además productos crudos, como frutas y determinadas verduras, asegura un aporte más que suficiente de vitaminas, por lo que es innecesario y puede incluso llegar a ser perjudicial para la salud, tomar suplementos vitamínicos en forma de productos farmacéuticos o de herbolario.

No obstante, los pediatras recomiendan la administración a los lactantes, durante el primer año de su vida, de suplementos de vitamina D en forma de gotas.

Recomendaciones

– Ingerir todos los días alimentos de los cuatro grupos clásicos y así estarán sobradamente cubiertas todas nuestras necesidades vitamínicas: pan y cereales; hortalizas y frutas; lácteos; carnes, pescados, huevos y legumbres.

– Las personas con dietas vegetarianas estrictas sí pueden necesitar suplementos vitamínicos, fundamentalmente la vitamina B12.

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES