31.9 C
Maracay
jueves 18, agosto 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

¿Volveremos a vacunarnos de la viruela?

Hasta hace nada, la viruela del mono o monkeypox era una enfermedad vírica que sólo ocurría en zonas rurales de África central y Occidental, de la que poco sabíamos los países occidentales. La situación cambió por completo 14 de mayo, cuando la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de Reino Unido notificó dos casos sin antecedente de viaje reciente o contacto con un caso importado. Desde ese momento se ha convertido en una infección de la que todo el mundo habla.

Un mes después de que aparecieran esos primeros casos, a fecha 20 de junio los casos confirmados en España ya sumaban 500, y había más de 1.800 en toda Europa, a los que hay que añadir más de 300 en el resto del mundo.

La mayoría de ellos presentan síntomas leves que no necesitan ingreso y ninguno ha fallecido. Casi todos son hombres jóvenes con una mediana de edad de 36 años con antecedente de relaciones sexuales consideradas de riesgo.

LA OMS

La Organización Mundial de la Salud no recomienda vacunaciones masivas contra la viruela del mono, la enfermedad de la que se han detectado cerca de 200 contagios en países no endémicos.

Existe una vacuna específica contra la viruela del mono, desarrollada a partir de la vacuna de la viruela, aprobada en Estados Unidos y Canadá, pero que aún no tiene la precalificación de la OMS. La Organización ya estaba analizándola y ahora “acelerará el trabajo”. Además, la vacuna de la viruela es también efectiva.

Sin embargo, la OMS insiste en que no son necesarias “vacunaciones masivas” ya que la viruela del mono se transmite solo por contacto estrecho, piel con piel, con alguien infectado.

“Por eso, el rastreo de contactos, la investigación y el aislamiento son de momento los principales métodos de control. Es críticamente importante saber que no todo el que requiera aislamiento podrá hacerlo en un hospital y el aislamiento en casa será importante para controlar esta enfermedad”, añadió la experta Rosamund Lewis, del departamento de viruela de la OMS.

En cuanto a quién sí podría recibir la vacuna, la OMS recomienda que para prevenir el contagio con este tipo de virus se vacune a personas en riesgo por el trabajo que llevan a cabo.

“Esto incluye a personal de laboratorio, personal sanitario o de emergencia. Esto depende de la decisión que tomen los comités de vacunación de cada país, por lo que recomendamos encarecidamente que cada país convoque estos comités”.

La OMS también excluye por ahora recomendar limitaciones de viajes en relación con el actual brote.

The Conversation

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES