23.1 C
Maracay
viernes 12, agosto 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Yoga para niños y sus beneficios

El yoga para niños, alivia el estrés y mejora la salud en general, contribuyendo a que se convierta en un individuo más equilibrado y seguro en el futuro. Ayuda tanto al sistema físico como el espiritual.

Es una práctica eficiente ya que dominan fácilmente los asanas y todos los ejercicios que realizan logra causar en ellos una gran satisfacción, aportando movilidad, fuerza y elasticidad.

Sus beneficios

La búsqueda del equilibrio y la armonía constituye una buena base para que, en el futuro, tanto para el niño inquieto como para el tímido, la práctica del yoga consigue aumentar la confianza en ellos.

A través de los movimientos y la meditación empleada, ejercitarán su respiración y aprenderán a relajarse para controlar el estrés, las situaciones conflictivas y la falta de concentración.

Les ayudará también en su camino hacia el dominio físico y psíquico, estimulando así:
– Calma y relajamiento emocional.
– Flexibilidad en las articulaciones.
– Perfeccionamiento de los sentidos.
– Agilidad, coordinación y entereza.
– Masaje de los órganos internos.
– Seguridad en sí mismos.

Yoga y su práctica

Las clases de yoga asocian el trabajo corporal y mental, por lo que la motivación es un factor muy importante en los niños. En razón de eso, es conveniente que en una clase de yoga no hayan más de 15 niños.

Ellos deben sentirse cómodos y relajados y vestirse con ropas holgadas, ligeras, confortables, que les permitan hacer cualquier movimiento con facilidad.

Las clases deben realizarse en un ambiente limpio, tranquilo, ventilado y silencioso, utilizando colchonetas o alfombrillas apropiadas.

Puede ser practicado a cualquier hora del día, pero el mejor horario para su práctica es en la mañana. Es recomendable que se evite la ingestión de alimentos sólidos dos horas antes de su práctica.

A la medida

Se deben planificar los ejercicios y movimientos adecuados para cada uno. Por lo que es recomendable realizar un estudio previo del comportamiento de los pequeños.

– Nivel de actividad del niño: frecuencia y rapidez de sus movimientos.
– Regularidad o irregularidad de sus funciones fisiológicas: sueño, hambre, etc.
– Reacción a experiencias nuevas como un dormitorio nuevo o estar con personas desconocidas.
– Energía de expansión en la que expresa sus emociones, estados de ánimo, deseos, ilusiones, etc.
– Tiempo de atención ininterrumpida hacia una actividad simple como ver la televisión o hacia una postura.

Yoga para niños, consejos

– Al principio puede que a los niños se les dificulte realizar todos los movimientos, posiciones o ejercicios que se ameriten, por esto es importante tener paciencia hasta conseguir que hagan las posturas.

– Estimularlos e incentivarlos logrará aumentar la confianza en ellos y conseguirá que con el tiempo les guste practicar el yoga.

– Hacer las actividades en conjunto con los niños logrará afianzar la unión familiar, mejorando la comunicación y el entendimiento en todo momento.

 

Con información de Diario 2001

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES