23.9 C
Maracay
martes 6, diciembre 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Los niños y el síndrome de la pantalla de visualización

Los niños en la actualidad suelen pasar largas horas conectados a tabletas, teléfonos inteligentes y computadoras, y no escapan al llamado síndrome de la pantalla de visualización (SPV).

Este según los expertos este aparece cuando permanecemos demasiadas horas delante de un dispositivo electrónico.

¿Cómo el SPV afecta a los niños?

El tiempo que los infantes pasan frente a las pantallas luminosas de computadoras y otros dispositivos provocan un aumento del esfuerzo para mantener la visión cercana.

Además, genera molestias oculares y visuales debido a una mala iluminación en el equipo o una insuficiente resolución de la pantalla del ordenador, así como los reflejos, los brillos o la mala ventilación de la habitación.

También pueden influir y causar el síndrome, la suciedad de la superficie del monitor o la acumulación de calor en el espacio donde se encuentra la pantalla.

Síntomas

– Visión borrosa

– Sequedad ocular

– Irritación

– Sensación de arenilla

– Quemazón

– Pesadez de párpados

– Lagrimeo

– Sensación de tensión ocular

– Visión doble y fotofobia (molestias ante la luz)

En ocasiones se puede asociar a dolor de cabeza, náuseas, mareos y vértigo, así como rigidez y dolor de hombros, cuello, espalda, brazo, muñecas y manos, por el uso del teclado y ratón.

Te puede interesar: ¿Ojos cansados? Aprende cómo fortalecer sus músculos

Recomendaciones para los niños

Las pantallas se deben situar en posición baja con relación al usuario, formando un ángulo de 30º con respecto a sus ojos, mantener el monitor a una distancia de 50 a 70 cm de la vista. Utilizar una pantalla con buena resolución y contraste.

Deben hacerse pausas durante la utilización de pantallas mínimo 15 minutos cada 2 horas, cambiando de posición de vez en cuando. Es recomendable alternar con tareas que no requieran ordenador.

Mirar a lo lejos durante 10 o 15 segundos de vez en cuando para relajar los músculos que permiten acomodar la visión cercana.

También se aconseja parpadear intencionadamente por lo menos cada 5 minutos. Deben utilizarse lágrimas artificiales sin conservantes, si es necesario.

Por otra parte, cuando el uso de estos equipos es indispensable por un tema de educación se debe asegurar una correcta graduación de los sistemas de aire acondicionado.

Incluso, airear de manera natural el espacio para conseguir un ambiente térmico confortable, evitar el humo del tabaco porque irrita los ojos, y velar porque la iluminación sea indirecta y poco intensa.

Importante

En caso de cumplir con todas las recomendaciones y mantenerse las molestias visuales se debe consultar a su pediatra que valorará si hay alguna condición ocular para que persistan los síntomas.

De igual manera, puede consultar con un oftalmólogo quien posiblemente le solicite estudios adicionales.

Según los especialistas, señalan que estudios recientes han demostrado que el uso continuado y durante largas horas de pantallas está aumentando el número de miopes en la población infantil.

 

Con información de Diario 2001

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES

error: Content is protected !!