20.6 C
Maracay
viernes 7, octubre 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Aumentan muertes de jóvenes por problemas cardiovasculares

|| Luis Chunga
|| Fotos Cortesía

Entre los factores de riesgo están consumo de tabaco, hipertensión arterial, obesidad, diabetes mellitus, alcoholismo, drogas, colesterol alto y estrés

El cardiólogo clínico Igor Morr, aseguró que las enfermedades cardiovasculares continúan siendo la principal causa de la mortalidad y morbilidad a escala mundial, inclusive durante la pandemia de COVID 19.

“La mortalidad y morbilidad se incrementan en la medida que el ser humano envejece y son más frecuentes en el adulto mayor y en jóvenes”.

Considera que en los últimos 30 años se ha observado globalmente un aumento en la incidencia de enfermedades cardiovasculares en personas mayores de 20 años y menores de 40 de ambos géneros, y las causas se relacionan con la presencia de los factores de riesgo.

“Esos factores son adicción al tabaco, hipertensión arterial, obesidad, diabetes mellitus, alcoholismo, drogas ilícitas, sedentarismo y estrés psicosocial”.

Explicó que todos están involucrados con el estilo de vida no saludable, típico de la vida moderna que incluye el sedentarismo y la alimentación no saludable rica en carbohidratos y grasas.

“Así como también la presencia de un medio ambiente insalubre donde la contaminación ambiental y el mal saneamiento de los lugares urbanos complican el ciclo de la enfermedad”, indicó.

LA PREVENCIÓN ES LA CLAVE

Al preguntarle por qué los pacientes jóvenes no se realizan chequeos de tensión, Morr, señaló que “todo forma parte del mismo contexto social en el que viven los jóvenes, es notoria la ausencia de valores relacionados con la buena salud, la protección de la vida, desintegración del núcleo familiar, la inexistencia dentro del curriculum escolar en la educación básica y menos en las diversificadas y universitarias de programas que fomenten la sanidad, el bienestar individual y colectivo, así como la protección del medio ambiente”, dijo.

Resaltó el mal uso de los medios electrónicos de comunicación social que fomentan antivalores que atentan contra el logro de un estilo de vida saludable.

Los profesionales de la medicina afirman que el problema metabólico en las enfermedades cardiovasculares está relacionado con el sobrepeso del paciente, diabetes y colesterol alto, sin dejar de lado la comida chatarra.

Al respecto, el también Magister en Cardiología y avances cardiovasculares, dijo que “todos estos factores interactúan creando procesos biológicos que llevan a un deterioro bioquímico y metabólico causantes de la arterioesclerosis, responsable del daño en la vasculatura de todos los sistemas el cuerpo humano, lo que genera infartos, ictus cerebrales, insuficiencia renal y trastornos de la vasculatura periférica”.

Recordó que esta situación comienza desde la infancia de la obesidad en niños y adolescentes y por uso de los derivados del tabaco desde edades tempranas.

“La secuencia de este ciclo vicioso se inicia con una mala alimentación, sedentarismo, obesidad, resistencia a la insulina y aparición temprana de la hipertensión arterial, cuyas consecuencias comienzan en edades más tempranas, específicamente antes de los 40 años”, advirtió.

Respecto a los jóvenes que fuman desde tempranera edad, dijo: “esto constituye un verdadero problema de salud pública en el mundo, en nuestra región por intermedio de la Fundación Venezolana del Corazón se han realizado estudios poblacionales que demuestran la presencia del tabaquismo en poblaciones escolares desde los 12 años de edad”.

Recomendó prevenir el primer contacto con el tabaco en los niños y adolescentes, combatir el tabaquismo pasivo del cual son víctimas los jóvenes, cuyos familiares directos fuman dentro de los hogares.

“Hay que fomentar los espacios libres de humo de tabaco, no solo en los hogares, debemos extenderlo a los ambientes educativos y todos los lugares de usos públicos, las leyes existen pero hay que hacerlas cumplir, esto es responsabilidad de una sociedad bien organizada y regida por valores morales donde la salud ocupe un primer plano”, recalcó.

TODOS SOMOS RESPONSABLES

Sobre el aumento de jóvenes fallecidos con problemas cardiovasculares, señaló que las enfermedades vasculares tienen un punto de partida en común en el que existe una alta responsabilidad de la sociedad, tanto individual como colectiva.

 “Debemos crear y fomentar el hábito de una vida saludable que comience desde la infancia en el hogar y en todos los niveles de la sociedad, el Estado debe crear las condiciones de concienciación y de prevención y se extienda a la población, la base de este proceso social está en la educación universal en todos los niveles del ser humano y la sociedad civil debe estar vigilante”, recomendó.

 Es importante señalar que la FVC, conjuntamente con las sociedades de cardiología y de hipertensión, tienen programas comunitarios de promoción y de prevención en pro de la buena salud cardiovascular.

EL DATOLa edad promedio de mayor incidencia se encuentra ente los 50 y 70 años, sin embargo este rango recientemente se ha modificado y ahora es muy frecuente encontrar pacientes de 30 y 40 años (algunas veces más jóvenes) con infarto de miocardio agudo, porque son más susceptibles a manifestar los factores de riesgo.
¿QUÉ HACER PARA TENER UN CORAZÓN FUERTE? Incrementar el consumo de pescado, ya que es un cardioprotector.Aumentar el consumo de frutas y verduras.Reducir el consumo de alimentos ricos en grasas de origen animal, pues elevan los niveles de colesterol en la sangre.Evitar fumar.Realizar ejercicio de manera constante.Reducir los niveles de estrés y ansiedad.
Es importante hacer chequeos de la tensión arterial.
- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES